Iniciativa ‘moviliza’ a usuarios del Subway para presionar a Cuomo

Riders Alliance lanza una campaña que busca que los pasajeros dirijan sus quejas por el mal servicio directamente al gobernador
Iniciativa ‘moviliza’ a usuarios del Subway para presionar a Cuomo
Los retrasos se triplicaron en los últimos cinco años: de 20,000 al mes a 66,000.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Todos los caminos apuntan al gobernador Andrew Cuomo. Ese sería el mensaje de la campaña cívica ‘Fix the Subway Civics Week’ (Semana Cívica para Componer el Subway), lanzada el domingo para informar a los usuarios del Subway y buses de la ciudad que el responsable de poner fin a la crisis del transporte es el mandatario estatal y que es a él a quien deben presionar por soluciones.

Ante la falta de un plan de financiamiento a largo plazo para el transporte, la iniciativa de Riders Alliance, una organización que vela por los derechos de los de usuarios, quiere resaltar a la población lo siguiente: que es Cuomo quien contrata a los altos mandos del MTA, nombra a más miembros a la junta directiva de la Autoridad del Metropolitana de Transporte (MTA) que cualquier otra persona y es quien domina el proceso presupuestario que mediante el cual se le otorgan fondos la agenda de tránsito.

Riders Alliance pidió a a los usuarios del transporte público a que reporten sus retrasos a la cuenta en Twitter del gobernador (@NYGovCuomo) y a que también llamen a sus senadores y asambleístas estatales quienes, en última instancia, votarán sobre cualquier plan del mandatario. El objetivo es presionar a Cuomo para que priorice el financiamiento del transporte.

La campaña hace énfasis en los problemas que han conducido a la crisis del transporte. Destaca, por ejemplo, que las señales del metro, que datan de la década del 30, se dañan con creciente frecuencia y que en 2017, vagones dejaron de funcionar y debieron ser retirados de circulación con doble frecuencia que en 2010.

Además, los retrasos en el servicio se triplicaron en los últimos cinco años: de 20,000 al mes a 66,000. La puntualidad fue de solo 65% en promedio, el peor desempeño de los principales sistemas de subway del país.