Principal asesor económico de Trump renunciará por choques sobre política comercial

La inminente renuncia de Gary Cohn vuelve a sacudir una Casa Blanca ya sumida en caos
Principal asesor económico de Trump renunciará por choques sobre política comercial
Gary Cohn. Getty Images

WASHINGTON– El titular del Concejo Económico Nacional, Gary Cohn, prevé renunciar a su cargo en las próximas semanas, informaron este martes fuentes de la Casa Blanca, profundizando la percepción de caos en la Administración y poniendo en riesgo la salud del sector financiero.

Cohn, un demócrata conocido por su férrea defensa de la liberalización comercial, había protagonizado fuertes choques con la Administración por  los planes del presidente Donald Trump de imponer aranceles a las importaciones de acero y aluminio.

Sin embargo, los funcionarios de la Casa Blanca insistieron en que en realidad no hubo una razón única para la renuncia de Cohn, quien se suma a cerca de una decena de funcionarios de alto perfil en abandonar sus cargos desde el año pasado, incluyendo la directora de comunicaciones, Hope Hicks, y el principal asesor político de Trump, Stephen Bannon.

Trump dijo a los periodistas que Cohn “hizo un trabajo fenomenal al impulsar nuestra agenda, ayudando a lograr históricos recortes de impuestos y reformas, y desatando una vez más la economía estadounidense”.

“Es un talento único y le agradezco su dedicado servicio al pueblo estadounidense”, agregó.

En una declaración escrita, Cohn destacó por su parte su labor para el avance de políticas a favor del crecimiento económico y del beneficio de los trabajadores estadounidenses, “en particular la aprobación de una histórica reforma tributaria”, que incluyó un polémico plan de recortes de impuestos por $1,5 billones en una década.

La Casa Blanca trató de minimizar el impacto de la noticia, al insistir en que Cohn dejará su cargo en términos amistosos con Trump y, de hecho, ambos continuarán discutiendo asuntos de política en el futuro.

Durante una rueda de prensa conjunta con el primer ministro de Suecia, Stefan Löfven -en la que no estuvo Cohn-, Trump defendió su idea de imponer tarifas del 25% a las importaciones de acero y del 10% para las de aluminio, como parte de sus esfuerzos por proteger a las industrias estadounidenses.

Trump repitió su queja de que otros países, como China, Canadá y México, han “maltratado” y “sacado ventaja” de EEUU durante “muchas décadas”, lo que ha contribuido a un déficit comercial de $800,000 millones al año, “y eso no va a ocurrir conmigo”.

En el caso de la Unión Europea, a la que pertenece Suecia, Trump dijo que “es casi imposible hacer negocios” con ese bloque comercial, y justificó imponer una tarifa del 25% para vehículos importados de Europa para que cesen sus prácticas comerciales “injustas”.

“Estoy acá para proteger. Y una de las razones por las que fui elegido es que estoy protegiendo a nuestros trabajadores, estoy protegiendo a nuestras compañías… vamos a hacer (sic) tarifas en el acero, no podemos perder nuestra industria de acero” ni la de aluminio, dijo el mandatario.

Trump esquivó una pregunta sobre posibles cambios de personal en la Administración, incluyendo del fiscal general, Jeff Sessions,  e insistió en que hay una “tremenda energía en la Casa Blanca”, que muchos quieren trabajar allí, y que él tiene múltiples opciones de entre candidatos.

Trump se reunirá el próximo jueves con líderes empresariales para discutir su idea de las tarifas. No era secreto que Cohn consideró que la idea es contraproducente y podría perjudicar el crecimiento económico del país.

Mientras los republicanos intentan mantener el control del Congreso en los comicios de noviembre próximo, Trump ha retomado su retórica de proteccionismo y nacionalismo, aún cuando la mayoría de las empresas y expertos económicos le han advertido sobre una posible guerra comercial y represalias de los socios comerciales de EEUU.

Cohn tenía en su cartera asuntos como las des regulaciones financieras, los impuestos y pensiones, la infraestructura y el fomento del sistema financiero, la energía y el medio ambiente, la agricultura y el comercio internacional, entre otros temas clave de la política económica de la Administración.

Cohn ya había enviado señales en agosto pasado de que podría abandonar su cargo, lo que causó turbulencia en los mercados financieros.


Alrededor de la web