Esto tienen en común las deportaciones más “increíbles” de ICE

¿Por qué hay personas que después de 20 o 30 años son expulsadas de EEUU?
Esto tienen en común las deportaciones más “increíbles” de ICE
Activistas recomiendan a indocumentados portar con el número de teléfono de alguien que pueda ayudarlos.
Foto: ice.gov

Personas que llevan viviendo en el país 10, 15, 20 o hasta 30 años han sido deportadas por la oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), una estrategia que los activistas han cuestionado, debido a las conexiones con la comunidad que tienen esos inmigrantes.

Sin embargo, ¿qué tienen en común ese tipo de detenciones y eventuales deportaciones? De acuerdo a una revisión a diversos casos que este diario ha publicado, la mayoría de esos inmigrantes son indocumentados, pero en muchos casos ya tuvieron órdenes de deportaciones, reingresaron al país como indocumentados o cometieron alguna falta, como Manejar Bajo Influencia (DUI) o algún delito.

También hay casos donde las personas tuvieron procesos “sospechosos” en inmigración, como haber mentido a las autoridades o tener documentos falsos, uno de los aspectos que defensores de inmigrantes alertan constantemente, ya que es fraude.

A algunas personas les sorprende o les parece “increíble” que alguien con tantos años viviendo en los Estados Unidos pueda ser deportado, pero está ocurriendo y es cada vez más común, debido a que “La Migra” está deteniendo a cualquiera y está revisando más a detalle los antecedentes de las personas, pero el simple hecho de ser indocumentado y caer en manos de ICE será razón suficiente para que se inicie un proceso de deportación.

Por ejemplo, recientemente se dio a conocer el caso de Andrés Avelino Anduaga de 66 años, oriundo de Tijuana, México, quien confesó haber robado la identidad de un ciudadano estadounidense durante 37 años, es decir, cometió fraude y se embolsó cientos de miles de dólares en beneficios del gobierno.

ICE reportó que el 65% del total de los arrestos de octubre a diciembre de 2017 fueron de indocumentados con pasados criminales, aunque las detenciones de inmigrantes indocumentados “no delincuentes” casi se triplicaron a 13,548 en comparación con 4,918 arrestos durante los últimos tres meses del gobierno de Barack Obama.

En uno de los tantos casos, a mediados de enero de este año, se detuvo a Carlos Gudiel Andrés, quien fue sorprendido por “La Migra” cuando colocaba su herramienta de trabajo en camión.

Sobre ese caso, el grupo de defensa FIEL Houston dijo eso demostraba cómo detenía a cualquier persona, no necesariamente a criminales, como se ha presumido.

“Lo que estamos viendo es esa línea muy fina entre la aplicación y la discriminación racial”, expresó César Espinosa, director ejecutivo del grupo.

Otro caso fue el de Neófita Valerio-Silva, quien fue deportada en enero, luego de que 18 años continuos acudía a las oficinas de ICE, dejando en desamparo a sus tres hijos estadounidenses. No había cometido crimen alguno. Simplemente era indocumentada.

Omer Abdelmaed, arrestado a principios de febrero momentos después de una entrevista de más de dos horas en la sucursal de de USCIS en la ciudad de San Francisco. Él era indocumentado. Su visa había vencido y el proceso para obtener asilo tardó. Está en proceso de deportación a Sudán, donde su vida corre peligro.

Los ejemplos pueden contarse por cientos, como el de Lilian Calderón, casada con un estadounidense, y acudió a las oficinas de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) a una entrevista para comenzar su proceso de residencia permanente. Ahí fue detenida, porque sobre ella pesaba una orden final de deportación, liberada en su contra cuando tenía 15 años de edad. Ahora, a los 30 está en proceso de expulsión.

Es decir, cualquier indocumentado corre peligro de ser detenido y deportado, los casos ya no suenan tan “increíbles”, por ello es importante mantenerse informado sobre sus derechos, como lo recomienda ACLU.