Inmigrante hispano enfrenta cárcel por nexos con ISIS e intentar explotar bomba

El hombre dijo que ayudaría al Estado Islámico porque estaba molesto con los Estados Unidos
Inmigrante hispano enfrenta cárcel por nexos con ISIS e intentar explotar bomba
El hondureño dijo que colaboraba con ISIS por estar molesto con EEUU.
Foto: Getty Images

Vicente Adolfo Solano, de 53 años, ciudadano de Honduras que reside en Miami, se declaró culpable de intentar brindar apoyo al Estado Islámico de Irak y al-Sham (ISIS).

Solano se declaró culpable de un cargo de intento de proporcionar apoyo material a ISIS, en violación del Título 18 del Código de los Estados Unidos, Sección 2339B (a) (1), informó el Departamento de Justicia (DOJ).

La sentencia del hispano será establecido hasta el 30 de mayo de 2018, ante el juez de distrito de los Estados Unidos, Paul C. Huck, en Miami.

“Solano enfrenta una sentencia máxima legal de 20 años de prisión y una multa de $250,000 dólares”, se indica en el reporte.

A principios de 2017, Solano le dijo a un amigo, que más tarde se convirtió en una Fuente Humana Confidencial (“CHS”) para el gobierno, que estaba molesto con los Estados Unidos y quería llevar a cabo un ataque en Miami.

“Más tarde, Solano le dijo a este CHS que quería unirse a ISIS”, se expuso en el caso. “Solano planeó colocar y detonar un artefacto explosivo en un área abarrotada de un popular centro comercial de Miami”.

En el caso liderado por el Secretario de Justicia Auxiliar de Seguridad Nacional, John C. Demers; Benjamin G. Greenberg, Fiscal Federal para el Distrito Sur de Florida, y Robert F. Lasky, agente del Buró Federal de Investigaciones (FBI), se indica que Solano discutió sus intenciones con la fuente que ya colaboraba con el gobienro trama y dos agentes encubiertos del Buró.

“Según la denuncia, Solano proporcionó tres videos a CHS, en los que Solano hace declaraciones pro-ISIS”, en los que además expresa su postura contra EEUU. “Justo antes de su arresto, Solano tomó posesión de lo que él creía que era un artefacto explosivo, lo armó y caminó hacia la entrada de un centro comercial para llevar a cabo su ataque”.

Antes de que ingresara al centro comercial, el sujeto fue detenido.

El caso está siendo procesado por la fiscal federal adjunta Karen E. Gilbert y la fiscal de la Sección de Contraterrorismo del Departamento de Justicia, Jolie Zimmerman.