Conductores de Uber y Lyft demandan un salario mínimo en NYC

Los ingresos de quienes trabajan para estas empresas se ha desplomado

Conductores de Uber y Lyft demandan un salario mínimo en NYC
Según el IDG los conductores de Uber ganaban $20.25 en 2013 por un viaje de 30 minutos en el que un pasajero pagaba $28.50. Ahora varía lo que paga el cliente pero el conductor gana $14.68 por el mismo viaje. /Archivo
Foto: Spencer Platt/Getty Images

Los conductores de carros ligados a una aplicación, Uber, Lyft, Juno y Via, quieren que la ciudad apruebe una ley que les permita cobrar un salario mínimo que sea un 37% más elevado de lo que ahora obtienen de sus empresas.

Arropados por el Sindicato de Conductores Independientes (IDG) hasta 15,000 conductores de estas empresas han firmado una petición ante la Comisión del Taxi y Limusinas para que se actúe desde la autoridad municipal. El sindicato, que representa a 60,000 personas en esta labor, también quiere que estas empresas no cobren a los pasajeros más del 20% de lo que van a pagar a sus conductores.

La ciudad tiene la obligación de responder a esta petición en 60 días.

Los conductores ganan menos del salario mínimo legal una vez que descuentan los gastos de sus operaciones. El 56% de ellos ingresa menos de $150 antes de descontar sus gastos en sus turnos más recientes. Para un 73% de ellos estos turnos son de casi 11 horas en estos momentos. La inmensa mayoría de estos conductores está trabajando 45 horas por semana pero su situación está empeorando progresivamente. Casi el 90% utiliza este trabajo como la principal fuente de ingresos del hogar pero el 57% gana menos de $50,000 al año.

Según el IDG los conductores de Uber ganaban $20.25 en 2013 por un viaje de 30 minutos en el que un pasajero pagaba $28.50. Ahora varía lo que paga el cliente pero el conductor gana $14.68 por el mismo viaje.

Además de estas mejoras los conductores quieren que se paguen los viajes de vueltas a la ciudad si no hay pasajeros en el carro.

El sindicato quiere que estas medidas se consideren antes de que salgan adelante las propuestas para subir los impuestos y las comisiones que se quieren imponer en el sector como parte del precio de congestión. De esta manera, las empresas que gestionen las apps no podrán hacer que los conductores se hagan cargo de estos costos y con ello reducir aún más el salario que se llevan a sus casas.