Líderes políticos de NYC dan apoyo unánime a ‘Tarifa Justa’ para pobres

Una amplia coalición de organizaciones que incluye a medio centenar de funcionarios pide al alcalde incluya la medida en el presupuesto de la ciudad

Presidente del Concejo Municipal Corey Johnson junto con otros políticos, impulsan la llamada ‘MetroCard para los pobres’.
Presidente del Concejo Municipal Corey Johnson junto con otros políticos, impulsan la llamada ‘MetroCard para los pobres’.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Una coalición de organizaciones defensoras de los neoyorquinos de bajos ingresos y al menos 53 funcionarios electos, respaldaron este miércoles la petición de que la Ciudad financie el 50% del precio de las MetroCards para los residentes más pobres de la Gran Manzana.

El presidente del Concejo Municipal Corey Johnson propuso el martes incluir $212 millones en el presupuesto de ese organismo legislativo, con el fin de subsidiar las MetroCards para unos 800,000 neoyorquinos que viven por debajo del umbral de la pobreza, de $24,339 dólares anuales para una familia de cuatro.

Las organizaciones llamaron al alcalde Bill de Blasio a incluir fondos para la iniciativa Tarifa Justa (Fair Fares) en el presupuesto de casi $ 90 mil millones de la Ciudad del próximo año que se aprobará en junio.

Otras ciudades importantes, como San Francisco, Seattle y, la semana pasada, Toronto, ya han adoptado esta política.

La coalición elogió a Johnson por hacer de la Tarifa Justa, la pieza central de la respuesta del Concejo Municipal al presupuesto preliminar del Alcalde. En la respuesta, el Concejo recomendó el financiamiento total de las MetroCards de descuento.

Hasta ahora 44 concejales han comprometido su apoyo a la Tarifa Justa, a los que se unieron este miércoles el contralor Scott Stringer y la defensora del pueblo Letitia James, así como otros funcionarios municipales.

“Nuestro crédito de ser la ciudad grande más bella está vacía sin tarifas justas para el transporte público. El acceso al transporte básico es una necesidad, no un lujo, y los neoyorquinos no deberían tener que elegir entre ir al trabajo o poner comida en la mesa”, declaró la Defensora del Pueblo.

Apoyo de todos los condados

También cuatro presidentes de los condados y el fiscal de distrito de Manhattan, Cyrus Vance Jr., quien a principios de este año anunció que su oficina dejaría de procesar a los neoyorquinos que se salten el torniquete en las estaciones del Subway para evadir las tarifa por no poder pagarlas, dieron su respaldo al plan del Concejo.

“Nuestros usuarios apenas aguantan. Por una cantidad relativamente pequeña de fondos, la Ciudad podría proporcionar a los trabajadores pobres un alivio financiero real haciendo efectivas las tarifas justas”, dijo el presidente de El Bronx, Ruben Díaz Jr.

Entre tanto, David R. Jones, presidente y director ejecutivo de Community Service Society, una organización que trabaja para promover la movilidad de los neoyorquinos de bajos ingresos, indicó que La Tarifa Justa “es una de las medidas más efectivas contra la pobreza que la Ciudad tiene el poder de tomar, sin la intervención de Albany”.

Los fiscales distritales de El Bronx y Brooklyn, Darcel Clark y Eric González, respectivamente, también se unieron para apoyar la campaña esta semana. El verano pasado, el propio alcalde De Blasio ofreció apoyo para el programa si se financiaba a través de un nuevo impuesto a los millonarios.

La concejal Diana Ayala argumentó que el programa expandiría el acceso a oportunidades de trabajo, educación y atención médica, para los residentes de bajos ingresos. “El acceso equitativo al transporte es necesario para una ciudad tan progresista como la nuestra”.

El mismo martes, luego que se diera a conocer la propuesta del presidente del Concejo, la vocera del Alcalde, Freddi Goldstein, indicó a El Diario: “El Alcalde propuso un plan de pasaje justo (‘Fair Fares’) que le enviará la cuenta a los neoyorquinos más ricos, en vez de forzar a que los pasajeros, cuyos impuestos son los que pagan por los fondos generales de la ciudad, sean recargados con una responsabilidad que es del Estado”.

Los que se benefician

Cynthia Kozikowski, miembro de la Riders Alliance de El Bronx, dijo: “Soy madre soltera de cuatro hijos que dependen del sueldo. No estoy pidiendo un viaje gratis ni un regalo. Pido al Alcalde hacer lo que prometió y cerrar la brecha entre los ricos y los pobres”.

El programa costaría la cuarta parte del uno por ciento del presupuesto de $ 90 mil millones de la Ciudad y eliminaría la cruel elección que uno de cada cuatro neoyorquinos de bajos ingresos enfrenta regularmente entre alquiler, comida, medicinas y pagar la tarifa completa de metro o autobús o arriesgarse a ser arrestado y ser condenado como delincuente por evasión de la tarifa de transporte.

El subsidio le ahorraría a cada persona que lo reciba unos $726 anuales en el gasto del transporte.

Los concejales Antonio Reynoso y Carlina Rivera aplaudieron la iniciativa como una forma para que el sistema de tránsito sea equitativo y accesible para todos los neoyorquinos.

“Me enorgullece unirme para instar al alcalde Bill de Blasio y al presidente del Concejo a que financien tarjetas de descuento para neoyorquinos de bajos ingresos”, declaró Reynoso.

“Si Nueva York va a ser la ciudad más bella de la nación, el acceso a nuestro sistema de tránsito debería ser un ejemplo de ese ideal”, dijo de su parte la concejal Rivera.

Plan Tarifa Justa en cifras:

  • $212 millones del presupuesto se usarían para este propósito.
  • 50% el costo de la MetroCard se subsidiaría.
  • 800,000 neoyorquinos que viven en la pobreza se beneficiarían.
  • $726 anuales en el gasto del transporte se ahorraría cada persona.
  • $24,339 dólares anuales es el monto para medir el nivel de pobreza de una familia de cuatro.