Make The Road respalda a Cynthia Nixon como candidata a gobernadora

El influyente grupo que aboga por inmigrantes apoya la plataforma progresista de la actriz
Make The Road respalda a Cynthia Nixon como candidata a gobernadora
Cynthia Nixon ya ha recibido el respaldo de tres de los más influyentes grupos de acción ciudadana.
Foto: Metropolitan Transportation Authority of the State of New York

El influyente grupo de defensa de los inmigrantes y comunidades trabajadoras de Nueva York, Long Island y Westchester, Make The Road Action (MRA o Se Hace Camino en Acción), ha dado su apoyo a la candidatura de Cynthia Nixon en la carrera por la gobernación del estado de Nueva York.

Este grupo se une así a Citizen Action of New York y New York Communities for Change, que en los últimos días han decidido también apoyar la candidatura de esta demócrata frente a la del actual gobernador, Andrew Cuomo.

MRA, organización hermanada a Make the Road NY –con 22,000 miembros– también apoya la candidatura de Jumaane Williams para el puesto de vicegobernador y hace notar que se necesitan candidatos progresistas frente a Cuomo y la vicegobernadora, Kathy Hochul, “que han fallado en cumplir con los inmigrantes las comunidades de color”.

Desde esta organización se da el respaldo a la candidatura de la activista y actriz por “su plataforma progresista y su compromiso para aprobar e implementar las medidas de apoyo y la protección más completa que nuestras comunidades necesitan y merecen”.

“Los líderes de la MRA han basado su decisión en su fuerte compromiso de estar con ellos y hacer cumplir sus promesas en asuntos urgentes que incluyen el New York Dream Act, las licencias de manejo para todos, proteger y expandir la vivienda asequible y lograr una reforma de la justicial criminal real”, se explica en el comunicado.

Walter Barrientos, coordinador de MRA en Long Island explicaba que la cuestión de las licencias de manejo (que son una realidad en 13 estados pero no en el de Nueva York) son críticas para los inmigrantes de esta zona porque cientos de personas en los últimos años han estado en la cárcel por acumular multas y eso ha sido el camino de muchas deportaciones. “Para quienes vivimos en esta área o en la zona norte del Estado, donde se tiene que manejar, esta es una cuestión muy importante”, apunta.

No solo se trata de los problemas de cárcel y deportación sino también la cantidad de dinero que se abona en tickets por parte de familias de bajos recursos, según explica Barrientos.

Este activista explica que el gobernador Cuomo firmó una orden el año pasado para evitar que la guardia estatal y la policía que paraba a inmigrantes al volante llamara a las autoridades de inmigración, “pero fue solo como respuesta a la crítica que le hicimos después de que reforzara con guardia del estado las escuelas de Long island para redoblar la vigilancia sobre las pandillas”. El temor es que esta vigilancia se tradujera en más deportaciones.

Barrientos dice que su organización ha mantenido conversaciones con Nixon y que el hecho de que sea una persona del colectivo LGBTQ le hace comprender qué es lo que le pasa a comunidades que pueden estar aisladas, “como la latina y la inmigrante, y eso es lo que nos hace sentir el Gobierno cuando no trabaja para nosotros”.

Yatziri Tovar, mexicana de 25 años y soñadora considera prometedora la idea de sacar adelante el NY Dream Act que permite recibir ayuda para educación a los hijos de los indocumentados. Tovar, que trabajó los seis años que le tomó licenciarse para pagar los estudios cree que el gobernador ha fallado durante ocho años a la hora de sacar adelante esta legislación “que habría ayudado a mucha gente como yo y a la que le ha tomado mucho más tiempo del necesario acabar nuestros estudios”.

“Hay muchos latinos que después del high school no saben qué pueden hacer porque no van a poder tener ayudas para tener una educación superior”, lamenta Tovar. Esta graduada en ciencias políticas cree que el Gobernador cuando se propone algo lo consigue y cree que Nixon hará el esfuerzo por conseguirlo.