Un muerto y dos infectados por la enfermedad de Legionario en El Bronx

El Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York investiga un nuevo brote de esa peligrosa bacteria en tres edificios del complejo Co-op City en el "Condado de La Salsa"
Un muerto y dos infectados por la enfermedad de Legionario en El Bronx
La enfermedad del Legionario es causada por la bacteria de la Legionella.
Foto: Archivo

Una persona murió y otras dos fueron infectadas por un nuevo brote de la peligrosa enfermedad de Legionario –el primero del 2018– que se registró en el complejo residencial de Co-op City en el condado de El Bronx.

Según informó este miércoles la comisionada de Salud de la ciudad de Nueva York, la doctora Mary T. Bassett, los tres afectados son personas de la tercera edad que ya estaban sufriendo de problemas de salud previos, lo que aumentó sus posibilidades de contraer la enfermedad de de Legionario y de sufrir complicaciones por la bacteria. Los casos se registraron en un período de 12 meses.

“Dos individuos ya se recuperaron y fueron dados de alta de los hospitales, pero uno que estaba muy anciano murió de la enfermedad”, dijo la doctora Bassett, al tiempo que indicó que el martes se comenzó el proceso de notificar a todas las personas que habitan es esos tres edificios que en total tienen 500 departamentos.

“Estamos ansiosos de correr la voz entre los residentes y la personas que trabajan en esos edificios para que estén conscientes que la enfermedad de Legionario es curable y que es más fácil tratarla cuando se diagnostica temprano. Por ello queremos que la gente conozca los síntomas, que son fáciles de confundir con los de la influenza porque son  muy parecidos, como dolor del cuerpo, dolor de cabeza, fiebre, tos e incluso diarrea“, dijo Bassett, quien urgió a los que presenten esos síntomas a que busquen cuidados médicos de inmediato.

Bassett recalcó que las personas que están en mayor riesgo de enfermarse con Legionario y desarrollar complicaciones son los adultos mayores de 50 años, los fumadores de cigarrillos y los que padecen de una enfermedad crónica. También están en peligro aquellos que tienen un sistema inmunológico debilitado debido a que toman medicamentos inmunosupresores.

“La enfermedad de Legionario no se transmite de persona a persona por lo que no hay necesidad que se preocupen por eso”, enfatizó la comisionada.

Bassett informó que funcionarios del Departamento de Salud de Nueva York (DOHMH) están investigando actualmente los tanques que surten de agua caliente a los tres edificios afectados, sin embargo aseguró que el resto de los residentes de Co-op City no deben preocuparse porque están fuera de peligro.

A los que viven en los tres edificios afectados se les urgió que no usen el agua para tomar duchas debido a que esta es la forma más común de exponerse al vapor que puede contener la bacteria. Sin embargo se enfatizó que sí es seguro beber el agua fría del grifo.

Como parte del protocolo para evaluar las fuentes potenciales de la enfermedad, el DOHMH tomará muestras de la tubería interna de los edificios y se espera que los resultados de los laboratorios se obtengan en dos semanas. Se aclaró que los edificios afectados por este nuevo brote no tienen torres de enfriamiento.

Anualmente, un promedio de 200 a 450 casos de la enfermedad de Legionario son diagnosticados en la ciudad. En el verano de 2015 se registró el mayor brote en la historia de la ciudad,  que provocó 12 muertes y contagió a por lo menos a 438 residentes de la zona sur de El Bronx.

Esto llevó a las autoridades de Salud neoyorquinas a implementar un plan integral para reducir el riesgo de brotes de la enfermedad en diferentes áreas de la ciudad, incluyendo la aprobación de nuevas y estrictas regulaciones sobre las torres de enfriamiento, la contratación de más inspectores y la capacitación del personal existente para inspeccionar torres. También se mejoró la capacidad de laboratorios para identificar la bacteria y se agilizó el proceso de notificación de la comunidad.

Sobre la enfermedad

La enfermedad del Legionario se adquiere, generalmente, por respirar vapor o pequeñas gotas de agua que contiene la bacteria Legionella. No se puede transmitir de persona a persona. Causa síntomas típicos de una infección pulmonar (neumonía), los cuales incluyen fiebre alta, escalofríos, tos y dolores musculares. También puede causar dolor de cabeza, fatiga, pérdida de apetito, confusión y diarrea. Los mismos suelen aparecer de dos a 10 días después de la exposición a la bacteria.

Aunque la mayoría de las personas se recupera por completo con antibióticos y tras recibir atención hospitalaria, la enfermedad del Legionario es muy seria y puede poner la vida de los enfermos en peligro. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) estiman que alrededor de 1 de cada 10 personas morirán a causa de la infección.