Familiares piden mejor acceso a Hart Island, la mayor fosa común del país

El concejal Ydanis Rodríguez presentó dos propuestas de ley para mejorar el transporte por ferry a la isla
Familiares piden mejor acceso a Hart Island, la mayor fosa común del país
Hart Island ha albergado desde 1868 una institución psiquiátrica, un centro para jóvenes delincuentes y una prisión.
Foto: EFE / The Hart Island Project

El concejal Ydanis Rodríguez, junto a varios funcionarios electos y activistas, anunció este miércoles que va a reintroducir dos proyectos de ley en torno a Hart Island. Las propuestas implicarían una transferencia de la jurisdicción de la isla del Departamento de Correcciones (DOC) al Departamento de Parques y Recreación (DPR) y establecería un servicio de transporte por ferry desde la ciudad de Nueva York hasta la isla/

Hart Island alberga la fosa común más grande de Estados Unidos, con más de un millón de personas sepultadas que no tuvieron acceso a un entierro y servicios fúnebres o que no fueron identificados por sus familiares. La isla fue comprada por la ciudad de Nueva York en 1868 y desde entonces ha sido la sede de una institución psiquiátrica y otras instituciones médicas, un centro para jóvenes delincuentes y una prisión, antes de servir como fosa común.

El acceso a la isla es muy limitado. El muelle desde donde sale el ferry hacia Hart Island es controlado por el Departamento de Correcciones (DOC). Las visitas mensuales a la isla fueron otorgadas a los familiares en 2015 y deben ser coordinadas con anticipación por el DOC.

Los funcionarios y activistas han pedido mayor transparencia y dignidad para las familias cuyos seres queridos están enterrados en la isla. Además, también denuncian la exigencia según la cual personal de DOC debe acompañar a los familiares que visitan la isla.

Un lugar de lamento donde la gente viene a llorar no debe ser tratado como una prisión“, dijo el concejal Ydanis Rodriguez. “La situación en Hart Island debe ser vista desde la perspectiva de la justicia social. Todos merecen un entierro decente y descansar con dignidad. Muchos de los enterrados en Hart Island eran pobres, pero ellos y sus familias deberían ser tratados con el mismo respeto que otros que pueden permitirse el lujo de enterrar a sus seres queridos en otro lugar. Debemos abrir Hart Island al público y hacerla más accesible a través de nuestro sistema de ferry”.

Me gustaría visitar la tumba de mi hija en un entorno de parque, no en el de una cárcel“, dijo Elaine Joseph. “Hay por lo menos un millón de historias como la mías que deben ser contadas”.

Rodríguez también anunció que visitará los terrenos del cementerio el próximo 16 de mayo para el 150 aniversario de la compra de la isla por la ciudad. Hart Island ha aparecido recientemente en los medios debido a los informes de las condiciones deficientes de los terrenos y restos humanos emergiendo en la playa, lo cual resulta perjudicial para la salud.