Policías e inmigrantes jugarán fútbol mañana en Staten Island

Cada equipo tendrá tanto agentes de NYPD como inmigrantes, hombres y mujeres
Policías e inmigrantes jugarán fútbol mañana en Staten Island
Muchos inmigrantes tienen miedo a compartir con la policía

Inmigrantes y policías, hombre y mujeres, jugarán un torneo amistoso de fútbol de salón mañana sábado en Staten Island, buscando fomentar la confianza y respeto entre ambas partes.

El partido, que se disputará en el gimnasio del “College of Staten Island” (2800 Victory Blvd), es el primer “Torneo de los Sueños”, una idea del activista mexicano César Vargas.

Participarán ocho equipos integrados por cinco jugadores: dos policías y tres inmigrantes, principalmente de México, Honduras, Albania, Sierra Leona, Polonia y el Caribe.

“No hay ningún ganador aquí. La comunidad es la ganadora”, dijo Vargas, el primer indocumentado en obtener su licencia de abogado en Nueva York, en 2016. Ahora vive y ejerce su profesión en Staten Island, condado neoyorquino con 18% de población latina.

“Es una comunidad conservadora, el ahora presidente Donald Trump recibió gran apoyo aquí”, dijo Vargas a la agencia Efe.

Según él, hay una creciente comunidad inmigrante “que tiene mucho miedo con lo que pasa en Washington con la retórica de este presidente” y no acude a la policía si ha sido víctima o testigo de un delito.

Por ello, aprovechando el venidero Mundial de Fútbol, se le ocurrió esta idea para estrechar lazos entre inmigrantes y NYPD.

La comandancia de la policía en Staten Island ha apoyado el esfuerzo para establecer un lazo con la comunidad, pero también crear esa relación para que inmigrantes sepan que Nueva York es una ciudad santuario y que no les van a preguntar sobre su estatus migratorio”, indicó.

Inmigrantes de diversos países acudieron a las prácticas que se realizaron semanalmente previo al torneo del 12 de mayo. A la primera sólo fueron unos doce inmigrantes, cifra que ha ido en aumento cada semana, afirmó el detective Thomas Delacy, portavoz de la comandancia, quien espera que el partido “cree puentes de comunicación”.

“Tenemos más equipos y más jugadores. Esperamos que esto continúe porque la energía de la comunidad es tremenda, todos quieren continuar”, aseguró.

Destacó que la policía quiere crear una plataforma, como resultado del torneo, para reunirse con la comunidad y poder conversar sobre sus preocupaciones y contestarles preguntas relacionadas con inmigración, aunque está consciente de que establecer ese vínculo puede tomar tiempo.