Autoridades advierten que NYC no tolera actos de discriminación

Tras el ataque verbal de un abogado a un grupo de hispanos, la Ciudad recordó que hay leyes contra esas conductas, que han crecido en 30% desde que Trump es presidente
Autoridades advierten que NYC no tolera actos de discriminación
Aaron Schlossberg ahora se coloca como víctima.
Foto: Video New York Post

Tras el incidente ocurrido a comienzos de esta semana, en el que el abogado Aaron Schlossberg, simpatizante del presidente Donald Trump, atacó verbalmente a dos mujeres por hablar español en un restaurante de Manhattan, la Comisión de Derechos Humanos de Nueva York recordó que ese tipo de acciones violan las leyes de la Gran Manzana. Al mismo tiempo advirtió que bajo la actual Administración Federal, en la ciudad los actos de discriminación contra inmigrantes han aumentado 30%.

Ese organismo explicó que a través de la Ley de Derechos Humanos, que rige en los cinco condados, los actos de discriminación y acoso basados en raza, color, religión, credo, país de origen, sexo, identidad de género, discapacidad, orientación sexual y estatus migratorio están penalizados.

“En Nueva York, es ilegal según la Ley de Derechos Humanos de la ciudad discriminar o acosar a alguien debido a su estado migratorio o su origen nacional”, advirtió el vocero Seth Hoy, quien agregó que la Comisión de Derechos Humanos tiene el poder de investigar estas conductas, responsabilizar a los infractores y hacer justicia para las víctimas, y de paso pidió a la comunidad que no se queden callados ante los abusos.

“Cualquier persona que haya sido víctima de discriminación o acoso debe informarlo a la Comisión, llamando al 718-722-3131”, dijo el funcionario, al tiempo que aclaró que nunca pregunta sobre el estatus migratorio de quienes interpongan las quejas y que incluso las denuncias pueden realizarse de manera anónima.

Y al ser consultado sobre las consecuencias que podría enfrentar el agresor, donante de la campaña presidencial de Trump, quien amenazó con llamar a ‘La Migra’ a clientes y empleados del Fresh Kitchen de la Avenida Madison y la calle 39 East, Hoy aseguró que la Comisión ya está al tanto del asunto, pero no puede comentar sobre investigaciones potenciales o abiertas “para proteger la integridad del proceso de investigación”.

El alcalde Bill de Blasio, también levantó su voz de protesta ante el acto agresivo y discriminatorio del abogado hacia los inmigrantes latinos, y dejó claro que en la Gran Manzana no hay espacio para acciones así. “La diversidad de Nueva York es nuestra fortaleza. Es lo que hace que esta ciudad sea grandiosa. Los 8.6 millones de personas que llaman hogar a esta ciudad hablan más de 200 idiomas: todos son neoyorquinos y todos son bienvenidos aquí”, advirtió el mandatario local.

El congresista Adriano Espaillat  y epresidente de El Bronx, Rubén Díaz, Jr. se unieron a la protesta y enviaron una carta y una queja legal formal contra el abogado ante el Comité Disciplinario Departamental del Primer Departamento del Sistema Unificado de Tribunales del Estado de Nueva York, para pedir que se revise su licencia para ejercer y le sea revocada.

Intolerancia desde la Casa Blanca

“Este individuo ha tenido un historial preocupante de comportamiento de odio, mientras que la Casa Blanca está enviando un mensaje claro de que puede decirse cualquier cosa y salirse con la suya”, comentó Espaillat, destacando el aumento de la ola de intolerancia promovida desde Washington.

“Las políticas propuestas por la Administración Trump que separarían a los niños inmigrantes de sus familias y, más recientemente, llamando animales a las personas, es sencillamente indignante. Estamos enviando este reclamo para decir que una persona no puede involucrarse en xenofobia, intolerancia, odio y salirse con la suya. Tal comportamiento nunca debería ser tolerado”.

En el incidente, ocurrido el martes, Schlossberg se molestó cuando escuchó a dos mujeres preguntando algo a un empleado del lugar en español y no solo amenazó con llamar a ‘La Migra’ sino que lanzó comentarios ofensivos y discriminatorios como decir que los hispanos viven del “Welfare” o ayudas del Gobierno, y que todos los que trabajaban allí no tenían papeles.

“Así que haré un seguimiento, y supongo que no están documentados. Así que mi próxima llamada es a ICE para deportar a cada uno de ellos de mi país. Si tienen las pelotas para venir aquí y vivir de mi dinero. Yo pago por su bienestar. Pago por su habilidad de estar aquí. Lo menos que pueden hacer, lo menos que pueden hacer es hablar inglés…”, dijo el hombre, como se aprecia en un video que se hizo viral. “Si tiene la intención de administrar un lugar en el centro de Manhattan, su personal debe hablar en inglés, no en español”.

Irónicamente, la firma de abogados “Aaron M. Schlossberg ESQ., P.L.L.C.”, del agresor, quien este jueves denunció ser víctima de acoso cuando varios reporteros lo cuestionaron sobre sus acciones, y él solo se escondió el rostro con una sombrilla, ofrece servicios en varios idiomas incluyendo español.

Aumentan casos de discriminación:

  • 30% ha aumentado los casos de discriminación y acoso basados en estatus migratorio, origen nacional, raza y religión en los últimos dos años.
  • 856 quejas fueron interpuestas en el 2016 y 2017.
  • 645 denuncias fueron interpuestas en el 2014 y el 2015.
  • 20% aumentaron las investigaciones por discriminación y acoso relacionadas con estatus migratorio en los últimos dos años
  • 334 quejas hubo en el período del 2016 al 2017.
  • 275 quejas por ese concepto fueron investigadas entre el 2014 y el 2015.
  • La ciudad de Nueva York tiene las leyes más fuertes contra la discriminación y el acoso en el país, e incluye protecciones legales contra la discriminación basada en el estatus migratorio.
  • La Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de Nueva York puede multar a los infractores hasta con $ 250,000 en penalidades civiles por violaciones deliberadas, arbitrarias o maliciosas de la ley y otorgar daños compensatorios a las víctimas, incluidos daños por angustia emocional y otros beneficios.