El NYPD lanza campaña para que violaciones sexuales no queden impunes

La iniciativa "La llamada es tuya" pretende aumentar arrestos de sospechosos y ayudar a las víctimas, cuando los reportes de estos delitos han aumentado en más del 38%

El NYPD lanza campaña para que violaciones sexuales no queden impunes
NYPD anuncia en avisos publicitarios como hacer denuncias de abuso sexual.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

En Nueva York en promedio cada día 5 personas, mayormente mujeres, denuncian ser víctimas de violación, y a diferencia de otros delitos mayores, que han registrado reducciones considerables, los reportes de abusos sexuales han aumentado en los cinco condados.

Así lo demuestran cifras manejadas por el NYPD que revelan que en lo que va corrido del 2018, un total de 683 violaciones han sido denunciadas ante la Uniformada, mientras que en el mismo período del año pasado el número de casos fue de 506. El incremento ha sido por lo menos del 38% y la situación resulta más preocupantes ya que según un estudio nacional del Departamento de Justicia de 2016, más del 70% de las agresiones sexuales no se denuncian a la policía.

Y en su afán de combatir ese delito de manera más agresiva, el NYPD lanzó una campaña denominada “La llamada es tuya”, con la que urge a las víctimas a que no se queden calladas, a fin de aumentar el arresto de sospechosos y poder ofrecer ayuda a las personas abusadas.

“Denunciar una agresión sexual a la policía puede poner al perpetrador ante la justicia, prevenir ataques futuros y conectarte a ti con importantes recursos y servicios”, dicen los anuncios de la iniciativa, que durante los próximos meses estarán en trenes, autobuses, taxis y redes sociales.

“Durante cuatro años hemos alentado a los sobrevivientes de agresiones sexuales a que se comuniquen con nosotros y esta campaña es nuestro último paso en ese esfuerzo, donde llegaremos a millones de neoyorquinos con ese mensaje”, afirma el comisionado de policía, James O’Neill, quien advierte que el NYPD investigará todas las denuncias, que pueden hacerse a través de la línea 911 o directamente ante la División Especial de Víctimas al (212) 2677273, las 24 horas del día.

Aunque el aumento en las denuncias ha sido bastante alto en el último año, el NYPD advierte que no necesariamente ello significa un incremento en el delito sino que más víctimas están reportando las agresiones sexuales, incluso ocurridas previamente.

Asimismo, Kellyann Ort, detective de la Oficina de Comunicaciones de la policía, destacó que la Uniformada tiene la División de Víctimas Especiales más grande y bien entrenada en todo el país y dijo que “todos los detectives” reciben entrenamiento experimental en entrevistas de trauma forense. Además existe un grupo de análisis de pruebas de ADN, un escuadrón de guardia nocturna con cobertura de 24 horas para casos de víctimas especiales, una unidad de revisión de denuncias de delitos sexuales para víctimas, un escuadrón de abuso infantil en cada condado y una línea directa 24 horas supervisada por un detective de víctimas especiales.

Mary Haviland, directora ejecutiva de la Alianza contra la Agresión Sexual de Nueva York, destacó especialmente que la campaña del NYPD para alentar a que haya más denuncias, ayuda a que las víctimas de violación no tengan que lidiar solas con los efectos de semejante delito.

“Todos los sobrevivientes de violencia sexual de la ciudad de Nueva York merecen asistencia policial que ofrezca opciones de justicia, opciones de seguridad y los conecte con la red de servicios que tienen a su disposición”, aseguró la defensora. “La campaña envía un fuerte mensaje de que el NYPD está listo y dispuesto a ayudar. Tienen que saber que hay una comunidad de proveedores de servicios que los respalda, comprometidos a reducir el daño de la violencia sexual esforzándose en la prevención”.

Las denuncias de las víctimas indican que en promedio en el 38% de los casos los perpetradores son cónyuges o miembros de la familia, el 56% son conocidos y el 6% son extraños.

Judy H. Kluger, directora de la organización Sanctuary for Families, aseguró que la campaña “La llamada es tuya” es un poderoso recordatorio de que hay ayuda disponible.

“Sabemos que hablar de una agresión sexual a menudo es tan doloroso como el ataque en sí, pero denunciar un delito es el primer paso para llevar al perpetrador ante la justicia”, dijo la activista. “Las víctimas deben saber que existe una red de profesionales dedicados y atentos, como nosotros, que pueden ayudarlos a superar el trauma”.

Helen Rosenthal, presidenta del Comité de Asuntos de la Mujer del Concejo Municipal, afirmó que aunque reconoce que el NYPD está tratando de que más víctimas de violaciones se sientan cómodas para denunciar, faltan acciones más efectivas, pues ve con preocupación que solamente entre el 5% y 10% de las personas (unas 600) que han sido violadas reportan un delito que podría estar dejando 6,000 víctimas cada año.

“El problema es que históricamente ellos no son tratados con ningún nivel de respeto y así el trabajo que está haciendo el NYPD si alguien fue violada, no va a ayudar mucho a la gente”, dijo Rosenthal, quien ha pedido que se creen instalaciones completas de ayuda e investigación de agresión sexual.  “Actualmente los sitios no son adecuados. Debería haber un sitio con la presencia de todos los profesionales, los guías, los doctores y las autoridades, porque si no es así, las mujeres van a tener que repetir su historia una vez y otra vez y por ello me preocupa que la policía no ha salido con un plan que centralice a las víctimas, porque no ven este crimen como una prioridad. Y sé que nos es un asunto de recursos, porque tienen muchos recursos”, concluyó la concejal.

Danielle Elleman, supervisora del Programa de Servicios para Víctimas del Hospital Bellevue, que cada año atiende a unas 250 personas que han sufrido agresiones sexuales, mencionó que la policía todavía debe trabajar más en cambios a la hora de manejar los casos.

“No todos los detectives del NYPD están entrenados para esto, pero están intentando hacerlo, y esperamos que haya más entrenamientos para que las víctimas no se sientan mal cuando contactan a la policía, pues si alguien llama a 911 a denunciar agresión sexual, al llegar el NYPD no debería preguntarle directamente la historia de lo que pasó y entrar en detalles que pueden revivir el trauma, sino preguntar solamente cuándo y dónde pasó, y después deberían llamar a la Unidad especial de víctimas para que ellos conduzcan el proceso”, comentó la funcionaria, quien agregó que en los casos de violación sexual, las víctimas no están obligadas a hacer una denuncia policial para recibir servicios de ayuda como los que se ofrecen en Bellevue y pueden acercarse en cualquier momento.

Danielle Elleman, supervisora del Programa de Servicios para Víctimas del Hospital Bellevue, que atiende anualmente a unas 250 víctimas

“No importa si la agresión ocurrió hace 10 minutos, 10 días o 10 años, pero ellos deben saber que cualquier persona puede venir y le vamos a ofrecer un lugar seguro, donde los vamos a ayudar con servicios médicos, emocionales, mentales y hasta conectarlos con servicios de inmigración, y si quieren levantar un reporte policial les vamos a explicar sus dudas”, dijo.

La supervisora manifestó que las víctimas de violación entre la comunidad latina siguen relegada a la hora de recibir servicios de ayuda.

“Los casos que atendemos en la comunidad afroamericana son altos, pero el número de latinos es muy bajo y eso me preocupa, pues diría que solo el 3% o 4% que busca ayuda son hispanos y no sabemos por qué están desconectados con los servicios, tal vez por falta de información o por temor”, comentó Elleman, advirtiendo que la cuarta parte de las víctimas de agresión sexual son hombres.

“Queremos decirles a muchos que sienten miedo por su estatus que ICE no se ha acercado a los hospitales y que tenemos traductores listos para ayudarlos, si no hablan el idioma”, agregó la trabajadora social, quien advirtió que no considera que las violaciones estén aumentando en Nueva York sino que ahora hay un ambiente más seguro para denunciar y por ello los reportes se han incrementado.

Dónde denunciar o pedir ayuda

  • Puede llamar al 911 o directamente a la División Especial de Víctimas, al (212) 267- 7273, que atienden las 24 horas
  • Para conocer más sobre el Programa de servicios para víctimas de agresión sexual del Hospital Bellevue, puede llamar al 212 562 3755
  • NYC Health +Hospitals está buscando voluntarios para el programa de servicios de víctimas. Para obtener información puede llamar al (212) 562 3755

 

Cifras sobre violación en Nueva York

  • 683 violaciones han sido denunciadas en 2018
  • 506 casos fueron reportados en 2017
  • 38% por lo menos, ha sido el aumento de los casos
  • 5 personas, mayormente mujeres, son víctimas de violación en NYC cada día
  • 70% y más de las agresiones sexuales no se denuncian a la policía
  • 38% de las violaciones son cometidas por cónyuges o miembros de la familia
  • 56% por conocidos
  • 6% de las violaciones son obra de extraños
  • 6,000 personas estaría siendo víctimas de violación cada año en Nueva York.