NYPD retira el histórico revólver calibre .38 para disparar más en menos tiempo

Aunque cada vez disparan menos, los policías quiere estar preparados para responder rápido
NYPD retira el histórico revólver calibre .38 para disparar más en menos tiempo
Una pieza ahora de museo

NYPD está retirando los revólveres calibre .38 de su arsenal, pero algunos policías quisieran conservar la histórica arma creada a finales del siglo XIX.

La pistola de seis balas ha sido descrita como un “compañero” fiel en el trabajo policial, porque nunca se atasca.

“Cada vez que me ven el arma, se dan cuenta de que tengo mucho tiempo patrullando y de que he hecho muchas cosas y me dan un gran respeto por eso”, dice el teniente James Darcy, entrevistado por NY1 News.

El arma de fuego data de 1894, cuando Theodore Roosevelt supervisó la fuerza policial de la ciudad antes de convertirse en presidente por el partido republicano (1901-1909).

En 1993, después de un feroz debate, NYPD cambió los revólveres de seis balas a una semiautomático de 9 milímetros, que pasó a ser su arma estándar. Ésta puede disparar muchas balas más y es más fácil de recargar.

Los oficiales que aún tenían revólveres .38 pudieron seguir usándolos. Hoy en día, sólo quedan 29 policías activos que los usan, pero el comisionado James O´Neill ordenó que sean definitivamente desactivados antes del 31 de agosto.

Esos 29 oficiales ahora están pasando tres días en Rodman’s Neck, el campo de tiro de la policía en El Bronx, aprendiendo cómo usar sus nuevas armas semiautomáticas.

NYPD decidió retirar el revólver para siempre porque en una era de ataques terroristas y situaciones de tiradores activos, una pistola de seis balas simplemente deja a los policías desarmados en casos de intercambio de disparos.

Hay casos fatales, como el del policía novato Scott Gadell, asesinado en 1986 mientras intentaba recargar su revólver que se había quedado sin balas.

Y aunque a todos los policías ahora se les exige transportar armas semiautomáticas, cada vez es menos probable que tengan que usarlas. Con el crimen ahora en mínimos históricos, los policías de NYPD dispararon sólo 23 veces el año pasado, en comparación con 147 en 1996.