ICE acusa a NYPD y al alcalde de liberar “criminales peligrosos” por ser ciudad santuario

La agencia de Inmigración dice que entre enero y abril la ciudad de Nueva York ignoró 440 detenciones

ICE acusa a NYPD y al alcalde de liberar “criminales peligrosos” por ser ciudad santuario
ICE denuncia falta de cooperación por parte de NYC
Foto: ice.gov

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) acusó a la ciudad de Nueva York de liberar a cientos de peligrosos criminales los últimos meses sin notificar a los agentes federales.  

La agencia dice que entre enero y abril la ciudad ignoró 440 detenciones, liberando a los inmigrantes indocumentados sin notificárselo, informó NY1 Noticias.

Según ICE, en ese período casi 40 personas puestas en libertad fueron acusadas de reincidencia y detenidas de nuevo.

ICE asegura que la ciudad de New York no le ha notificado de la liberacion de inmigrantes detenidos desde 2014, a excepcion de los que han sido acusados de alguno de los 170 delitos considerados por la ciudad como graves y sujetos a la entrega a ICE.

ICE culpa de lo sucedido al hecho de que Nueva York sea una “ciudad santuario”.

Las políticas de ciudad santuario “han empujado a ICE fuera de las cárceles, forzado a nuestros oficiales a llevar a cabo más acciones en la comunidad -lo cual incrementa los riesgos para los agentes del orden y el público”, señaló ICE en un comunicado. “También incrementa las posibilidades de que ICE se encuentre con otros extranjeros ilegales quienes previamente no estaban en nuestro radar”.

En respuesta al informe, NYPD indicó que ha recibido más de mil solicitudes de órdenes de retención y no ha cumplido con ninguna.

La oficina del alcalde Bill de Blasio emitió una declaración en el mismo tono:

“Mantenemos a los neoyorquinos a salvo con políticas que fomentan la confianza entre las comunidades de inmigrantes y las fuerzas de seguridad locales, ayudando a hacer de ésta la ciudad más segura de Estados Unidos. ICE socava esa confianza al apuntar cada vez más a individuos sin condenas penales”.

“En lugar de ser el chivo expiatorio de nuestros compañeros neoyorquinos, trabajaremos con socios federales en interés de la seguridad pública, no para ser un brazo de la aplicación de la ley de inmigración“, agregó la Alcaldía.