Fama al servicio de los damnificados

Richard “Crazy Legs” Colón es una leyenda del hip hop de El Bronx. Junto a Red Bull y Waves for Water ejecuta un proyecto para potabilizar agua y ayudar a las familias damnificadas de la isla
Fama al servicio de los damnificados
Panorámica de la devastación en Puerto Rico vista por el legendario b-boy Richard “Crazy Legs”.
Foto: Balaz Gardi/Cortesía de Red Bull Media House.

El agua recolectada de una fuente natural se coloca en una cubeta a la cual se le abre un hoyo para que pase un filtro y una manguera. Las bacterias que seguramente han contaminado el líquido al pasar sobre la superficie de la tierra quedan atrapadas en el filtro y ahora es apto para el consumo humano.

Este sencillo sistema de filtración de agua ha impactado a más de 97,000 habitantes de Puerto Rico gracias a un proyecto impulsado en varias localidades por un artista orgulloso de sus raíces boricuas: Richard “Crazy Legs” Colón, legendario ícono del hip hop.

El artista es reconocido desde los años 70s cuando siendo un adolescente formó parte de uno de los colectivos fundadores del breakdance, Steady Rock Crew. Sus movimientos ágiles e innovadores fueron documentados en artículos sobre esa época temprana del hip hop en publicaciones como The Village Voice y The New York Times.

Esa fama y renombre ha servido para captar la atención y recaudar fondos para la reconstrucción, así como lo han hecho otros artistas de origen boricua como Lin-Manuel Miranda, Luis Fonsi, Ricky Martin, Jennifer López y Marc Anthony.

El 20 de septiembre de 2017, nueve días después del paso del huracán María, “Crazy Legs” logró abordar un avión y constató devastación histórica causada en toda la isla. Con el patrocinio de Red Bull, que respondió casi de inmediato a una petición de ayuda urgente, logró hacer una alianza con la organización Waves for Water, la cual moviliza pequeños grupos técnicos para capacitar a líderes comunitarios y ayudarles con el abastecimiento de agua potable en situaciones críticas.

“Lo que ‘Crazy Legs’ nos trae es no solo su red sino su pasión y lo que hace con ella. Tiene esa energía que nosotros necesitamos”, dijo en un documental Otto Flores, de Waves for Water.

El compromiso y filantropía de “Crazy Legs” es tan fuerte que por eso fue nombrado como uno de los Embajadores del Desfile Puertorriqueño 2018.

Apoyo a largo plazo

Después del paso del huracán María, “Crazy Legs” ha hecho al menos nueve viajes a Puerto Rico. Además del proyecto de agua potable se ha involucrado con otras organizaciones para facilitar la distribución de más de 1 tonelada de donativos para paliar la necesidad de los damnificados, especialmente en la zona oeste de la isla.

“Mi plan es enlazar con activistas de Puerto Rico quienes están trabajando en reconstruir la isla y ver cómo podemos ayudarlos”, declaró.
Estos sistemas son efectivos purificando el agua pero no es tan simple como solo entregarlos, la gente necesita ser entrenada en el uso seguro de ellos.

“Crazy Legs” también visitó Rincón, en el lado oeste de la isla, para encontrarse con su amiga Angela Maria Nardolillo, cuya organización “Off-The-Grid”, ayuda a las personas sordas y con deficiencias auditivas. A ellos se les entregaron kits de iluminación Luce, basados en energía solar.

La carencia de energía eléctrica afecta especialmente a las personas sordomudas ya que si está oscuro no pueden usar el lenguaje de señas.

“Yo vine acá preocupado por mi gente, es momento de hacerte cargo de ella, sin importar el color, la etnicidad o el estado económico. Sufrimiento es sufrimiento”, dijo en entrevista vía telefónica con El Diario desde Royal Isabela Resort, donde afina los detalles para la segunda edición del festival musical Puerto Rock Steady que también recaudará fondos para financiar las operaciones de ayuda.

El festival será del 15 al 17 de junio próximos y entre los participantes estarán India y su orquesta, Son Del Batey (Bomba), Miles Brown (aka “Baby Bagaloo”) & Jack Brown (“Wildchild”), Velcro con Kiani Medina y los DJs Marlon B, Ready Ron y Jansyism.

El festival es un bálsamo para los voluntarios ya que las condiciones de trabajo son difíciles al punto que varios han desarrollado síndrome de estrés postraumático (PTSD). El mismo “Crazy Legs” acepta que padece de eso y en los documentales se le ve llorando no solo al recibir los agradecimientos de la gente sino porque quisiera poder hacer más por ella.

“La catástrofe es abrumadora. Veo a otras organizaciones y celebridades grandes que están recolectando grandes cantidades de dinero. Yo quisiera poder hacer más, no hago esto por ser reconocido. El reconocimiento de ser nombrado Embajador del Desfile Puertorriqueño es una oportunidad para dar empuje a los proyectos y ayudar a otras personas”, apuntó.

Festival Puerto Rock Steady

“Crazy Legs” organiza por segundo año consecutivo un festival musical para ampliar la recaudación de fondos y apoyar a los damnificados de la isla.