Impulsan ley que busca quitar armas a jóvenes peligrosos en NY

El proyecto de ley presentado por el gobernador Andrew Cuomo aún debe ser aprobado en el Senado estatal
Impulsan ley que busca quitar armas a jóvenes peligrosos en NY
Gobernador Andrew Cuomo, junto al presidente de El Bronx, Ruben Díaz Jr y la defensora del pueblo Letitia James presentan campaña para aprobar Ley Red Flag.

Este lunes, en el marco del Mes de la Concientización contra la Violencia de Armas, el gobernador Andrew Cuomo llegó a bordo de un bus escolar a la escuela Evander Child Campus, en El Bronx, en un esfuerzo por impulsar la aprobación de un proyecto de ley que busca mantener las armas de fuego lejos de las manos de aquellos que se crea que puedan ser peligrosos.

El mandatario, junto al presidente de El Bronx, Rubén Díaz Jr., y otros líderes que luchan contra la violencia de armas, explicaron la importancia de aporbar la ley “Red Flag”, también conocida como Ley de Orden de Protección de Riesgo Extremo, presentada la semana pasada, y que le permitiría a padres de familia, maestros, funcionarios escolares, y agentes de policía, pedir a los jueces una evaluación psicológica si creen que alguien que tiene acceso a armas de fuego se encuentra mentalmente inestable.

“Si un padre cree que su hijo puede estar enfermo mentalmente o posiblemente perturbado, ellos podrían ir y pedir ayuda a un juez”, dijo Cuomo. “Esto es algo de sentido común que mantendría a nuestros jóvenes seguros en las escuelas”, agregó.

El proyecto, que aún debe ser aprobado en el Senado estatal, indica que para los estudiantes menores de 18 años que viven en hogares donde hay armas de fuego, un juez podría ordenarle a sus padres que guarden las armas en lugares seguros, u ordenar que sean confiscadas si no pueden mantenerlas alejadas de sus hijos.

“Aquí en el estado de Nueva York no vamos a seguir esperando a que el Gobierno Federal solucione este problema”, aseguró el mandatario, quien enfatizó en la necesidad de escuchar el clamor del movimiento estudiantil que nació luego del tiroteo en una escuela de Parkland, Florida el pasado Día de San Valentín, que dejó 17 estudiantes muertos.

“Hace cinco años, luego de la tragedia de Sandy Hook, Nueva York pasó una legislación para impedir que enfermos mentales pudieran comprar armas y esto ha sido extremadamente importante para disminuir el número de ataques”, explicó el mandatario estatal.

El control de armas ha sido un tema recurrente en la campaña de Cuomo, quien en 2013 ganó la aprobación de la Ley SAFE, una medida que ha aclamado como una gran victoria contra la violencia armada, pero que ha molestado a los defensores de la Segunda Enmienda.

Precisamente, la defensora del pueblo Letitia James dijo que este proyecto “no es una forma de quitar la Segunda Enmienda”. La también candidata a Fiscal General del Estado agregó: “Ahora más que nunca necesitamos fortalecer nuestras leyes de armas y asegurarnos de que las armas peligrosas no terminen en las manos equivocadas”.

Violencia armada en El Bronx

Entre tanto, el presidente de El Bronx, Rubén Díaz Jr., explicó a los asistentes, en su mayoría estudiantes y activistas locales, que aunque se ha visto una mejoría en el acceso al empleo, el comercio y la calidad de vida en este condado, la violencia de armas sigue siendo “nuestro mayor enemigo”.

“Hemos trabajado muy fuerte durante los últimos años para cambiar la cara de El Bronx y es nuestra misión hacer que sea un mejor sitio para vivir”, apuntó Díaz Jr. “Ese futuro que anhelamos se ve comprometido por la violencia de armas. Esa obsesión enfermiza por las armas”, agregó.

Y es que la violencia armada sigue siendo el punto de quiebre en este condado, donde según un reporte del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), en lo que va corrido del año se han registrado 38 asesinatos, en comparación con 21 en el mismo periodo del 2017.

“Ya es suficiente”, apuntó el líder local, quien recordó que los tiroteos escolares mantienen con miedo a los estudiantes. “Con demasiada frecuencia nos encontramos preguntándonos cuándo el Gobierno Federal intervendrá para detener la violencia sin sentido con armas de fuego que afecta a nuestra nación y constantemente nos encontramos decepcionados”, agregó.

El último incidente en una escuela de El Bronx se presentó en febrero, poco después del ataque en la escuela secundaria de Parkland, Florida, cuando un adolescente de 15 años amenazó con un tiroteo en la escuela Metropolitan High School. El joven fue arrestado después de que repetidamente intentó comprar armas en internet.

Es por esto que para el presidente de este condado, disminuir los incidentes con armas y crear una cultura de paz es vital para devolver la calma a los residentes de la zona con más homicidios en Nueva York. Así lo dejó ver el pasado abril durante la realización del foro  ‘Ni Una Muerte Más’ (Enough Is Enough), auspiciado por El Diario, Univision41 y otros medios de comunicación, a la que asistieron casi un centenar de jóvenes y otros miembros de la comunidad.

En su momento, Díaz Jr, recordó que cuando tenía 17 años, en El Bronx, hubo 653 homicidios en un año y mencionó que aunque el año pasado la cifra fue de 72, aún hay que continuar trabajando para mejorar la seguridad.

Campaña Estatal

El encuentro de Cuomo con la comunidad de El Bronx hace parte del inicio de una campaña estatal para persuadir a los senadores republicanos y lograr su apoyo.

Cuomo también visitó la escuela John F. Kennedy High School en Plainview, Long Island, donde se reunió con funcionarios locales electos, personal de la escuela y estudiantes en apoyo del proyecto de ley.

Gobernador Andrew Cuomo junto a la vicegobernadora Kathy Hochul durante su visita a la escuela John F. Kennedy High School en Plainview, Long Island.

La vicegobernadora Kathy Hochul, resaltó el liderazgo de Nueva York en la lucha por proteger a los estudiantes. “Si un compañero o estudiante presenta una amenaza o peligro demostrable para otros, no deberíamos permitirles poseer un arma”, dijo Hochul. “Con esta legislación, continuamos presionando para tener medidas de control de armas con sentido común al proporcionarles a los maestros y administradores el derecho de informar y posiblemente prevenir una tragedia terrible”, puntualizó.

Según Giffords Law Center, en Nueva York anualmente en promedio hay:

  • 432 homicidios relacionados con armas.
  • 1,499 tiroteos no fatales.
  • 105 disparos accidentales.
  • 77 mil enfermos mentales no pueden comprar armas debido a la Ley Safe.

Alrededor de la web