Casi 300 policías más a vigilar vecindarios de NYC durante el verano

El NYPD activa al programa "Summer All Out" para combatir la delincuencia durante los meses más calurosos del año

Desde hace 12 años, cada viernes, el inmigrante mexicano Juan Vargas sale a trabajar en un puesto de frutas ubicado cerca de la comisaría 32 en Harlem, Manhattan. Para él, la época de verano es muy peligrosa para quienes trabajan en la calle, ya que a diferencia de lo que pasa en el bullicio de Times Square, el movimiento de policías en estas zonas retiradas del centro de la Gran Manzana es poco, a excepción de las patrullas que pasan “de vez en cuando” y que, según afirma, se debe a la cercanía del Hospital de Harlem.

Con el fin de que él y otros ciudadanos se sientan más seguros durante los meses más calurosos del año, este fin de semana el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) dará inicio, por cuarto año consecutivo, al programa “Summer All Out” mediante el cual se desplegarán casi 300 oficiales de policía en barrios con altos índices de criminalidad.

Juan Vargas, comerciante de Harlem.

“La inseguridad en Nueva York está atravesando por un momento terrible”, dijo Juan, quien cree que la medida debería implementarse durante todo el año. “Esta seguridad extra no solo se necesita en el verano. Debería ser todo el año”.

Sin embargo, el NYPD explicó que la medida busca reducir los crímenes durante la estación del año donde más personas se encuentran en las calles.

Según la Uniformada, durante el verano de 2017, la ciudad experimentó una reducción de ocho asesinatos y 44 disparos en zonas donde se asignaron policías adicionales.

El jefe de Departamento del NYPD, Terence A. Monahan, apuntó que este programa es crucial para lograr que cada neoyorquino se sienta seguro en las calles.

“Los oficiales serán desplegados precisamente donde la violencia todavía está ocurriendo”, señaló Monahan. “Su presencia profesional es un impedimento para el crimen”.

Monahan enfatizó en que su misión principal es abordar los sitios donde todavía se experimentan focos de violencia.

Rosa de la Rosa, una residente de El Bronx, celebró la noticia y destacó que la medida es extremadamente necesaria en algunas zonas que están alejadas de los sitios turísticos.

Rosa de la Rosa, residente de El Bronx.

“En el verano es que la gente está más en la calle y necesita más seguridad”, indicó De la Rosa. “Es bueno que pongan más policías en las zonas donde normalmente no hay muchos porque no vienen los turistas”.

Más seguridad en el verano

El programa Summer All Out se lanzó hace cuatro años y se realiza gracias a que muchos oficiales que normalmente trabajan en puestos administrativos o de escritorio, son transferirlos temporalmente a patrullas callejeras.

“Un total de 293 oficiales serán enviados durante el verano”, explicó Monahan, quien resaltó que los oficiales serán asignados en lugares y horarios donde se han presentado actos de violencia.

Monahan recordó que todos los oficiales de policía asignados a este programa asistieron a una capacitación de un día para retomar y actualizar sus técnicas de vigilancia y solución de problemas en las calles.

Entre tanto, el alcalde Bill de Blasio destacó que el verano fortalece el vínculo entre los neoyorquinos, por lo que la vigilancia adicional ayuda a mantener la ciudad segura. “Reunir a la policía y la comunidad genera confianza y respeto mutuos, y a su vez reduce el crimen al enfatizar la vigilancia proactiva y preventiva”, concluyó de Blasio.

El programa finalizará el fin de semana del Día del Trabajo en septiembre.

Comisarías con oficiales adicionales:

Harlem

  • 32

El Bronx

  • 40
  • 43
  • PSA 7

Brooklyn

  • 67
  • 73
  • 75
  • Queens

    • 103
    • Staten Island

      • 120