VIDEO: Abuela mata con sus propias manos a un gato montés que la atacó

"Mi primer pensamiento fue hoy no. Yo no voy a morir hoy"
VIDEO: Abuela mata con sus propias manos a un gato montés que la atacó
La abuela no soltó al lince hasta que logró matarlo.
Foto: Captura de pantalla YouTube

Una abuela del norte de Georgia mató a un lince rabioso con sus propias manos. Dede Phillips sufrió el inesperado ataque en el camino de entrada a su casa, mientras su nieta de 5 años dormía dentro, informa Q13Fox.

El incidente ocurrió en el condado de Hart, que está a unas 110 millas al noreste de Atlanta.

“Mi primer pensamiento fue hoy no. Yo no voy a morir hoy”, dijo Dede Phillips.

Justo momentos antes de luchar contra el gato montés el jueves pasado, Phillips colocó una pegatina en la parte trasera de su nueva camioneta: “Las mujeres que se comportan rara vez hacen historia”. Ella entró para agarrar su iPhone y tomar una foto de la pegatina, y con la cámara abierta, caminó hacia afuera y encontró a un lince que la miraba fijamente.

Segundos después de tomar una foto, el animal la atacó.

“Tan pronto como dio el primer paso, supe que tendría problemas”, dice Phillips. “Cuando llegó a al poste, saltó sobre mí … lo agarré por los hombros y lo empujé hacia atrás … y lo bajé”.

El gato salvaje la mordió y lastimó los dedos en ambas manos y la cortó y magulló por todo su cuerpo. Con su nieta durmiendo dentro, Phillips nunca gritó.

“Empecé a orar, no la dejes llegar a la puerta”, dice Phillips.

Ella logró poner sus manos alrededor de la garganta del animal y nunca soltó. “Y lo estrangulé hasta matarlo”, dice Phillips.

Su hogar está en medio de campos de soja, por lo que nunca esperó encontrar un lince rojo allí. Las autoridades descubrieron que estaba rabioso y quemaron la sangre que quedó en el patio delantero.

Ahora, Dede Phillips debe recibir una serie de vacunas dolorosas y costosas para evitar que contraiga rabia.

Ella cree que si no hubiera matado al animal rabioso, este la habría matado.

“Si alguna vez lo hubiera dejado, habría sido yo, así que me aseguré de nunca dejarlo ir”, dice Phillips.

El primo de Phillips ha establecido una cuenta para recaudar dinero para gastos médicos. La primera ronda de vacunas contra la rabia ya costó $ 10,000 dólares.


Alrededor de la web