¿Fin a los ‘swipers’ con MetroCard? “Hago esto para sobrevivir”, dice desamparado

Apostados junto a los tornos del metro, ofrecen por $2 dólares un viaje que cuesta $2.75
¿Fin a los ‘swipers’ con MetroCard? “Hago esto para sobrevivir”, dice desamparado
El año pasado se arrestaron casi 10,000 personas por no pagar la tarifa del Subway.
Foto: Emmanuel Dunand / AFP/Getty Images

El negocio de los ‘swipers’, vendedores de pases ilegales para el metro de Nueva York, es bien conocido para los usuarios del transporte público, especialmente si toma el subway en determinadas estaciones de Harlem o el Bronx.

La economía sumergida de la MetroCard se basa en cruces de miradas, gestos con las manos, expresiones de gratitud y billetes de un dólar. Un pase individual tiene un precio de $2.75, mientras que los ‘swipers’ los venden por $2.

Hay varias formas de llevar a cabo este negocio. Hay ‘swipers’ que adquieren un pase mensual por $121 con el que venden viajes individuales. El pasajero ahorra 75 centavos y el vendedor puede ganar cientos de dólares.

También lo hacen con tarjetas desechadas que todavía conservan saldo o manipulando tarjetas agotadas.

La policía afirma que incluso hay ‘swipers’ que llegan a romper intencionalmente máquinas expendedoras de boletos para vender más, según un reporte del New York Times en el que se analiza esta actividad.

Una usuaria de la MetroCard. / Foto: Getty Images

Pero este negocio podría tener los días contados porque la Autoridad Metropolitana del Transporte (MTA) anunció un nuevo método de pago electrónico con el teléfono móvil o la tarjeta bancaria. La medida se implantará en mayo de 2019 en un tramo de las líneas 4, 5 y 6 y en todas las rutas de autobús en Staten Island. En 2023, todas las MetroCard habrán desaparecido.

“Hago esto para sobrevivir”, dice un desamparado de 35 años que vive en un albergue. Este hombre frecuenta la estación de la 125 y prefiere mantenerse en el anonimato. Afirma que fue arrestado en unas 40 ocasiones, según le contó al The New York Times.

Existen zonas en las que los arrestos por este motivo son más habituales, especialmente en barrios de población latina y afroamericana. En los últimos 10 años, los principales arrestos ocurrieron en la estación de la 125, donde llegan las líneas 4, 5 y 6. Las otras estaciones con más arrestos de ‘swipers’ fueron la 116 de East Harlem y dos en el Bronx.

Comprar “swipes” no es ilegal; venderlos, sí. Si se venden “swipes” con una tarjeta comprada, el ‘swiper’ se enfrenta a una pena leve de 3 meses de prisión en el peor de los casos. Si se fuerza una tarjeta sin saldo, se arriesga a sentencias de años.