Luchan por reunir niños retenidos en NY con madre arrestada en Washington

Los hermanitos están en un refugio de Nueva York y sólo han podido hablar con un tía que reside en Dallas
Luchan por reunir niños retenidos en NY con madre arrestada en Washington
Las protestas contra la separación familiar se han incrementado en todo el país.
Foto: Getty Images

Brihana y Brady cruzaron la frontera junto a su madre hace más de un mes y ya no la vieron más. Ahora se encuentran alejados de ella aquí en Nueva York. Con tan solo 10 y 6 años ya conocieron la cara más cruenta de la política migratoria de la Administración Trump, la separación familiar.

Lesly Martínez salió con sus dos pequeños de Honduras el 26 de abril porque “temían a la violencia dentro y fuera de su hogar”, según contaron familiares de la madre a Univision. Ellos querían llegar a Dallas, pero al cruzar la frontera en Texas fueron detenidos y separados, como ha ocurrido con miles de pequeños que han llegado al país.

La madre fue enviada a Washington y los niños, a Nueva York, a más de 2,000 millas de distancia. Ahora están en un refugio de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR). Y según cuentan sus familiares, el niño no para de llorar diciendo que quiere estar con su mamá y su hermanita, una niña muy enérgica que ama el fútbol, enmudeció y está decaída.

Lucha por unir a la familia

La única esperanza para que la familia continúe comunicada es Nery Mendoza, hermana de Lesly y tía de los pequeños. La mujer, quien reside en Texas, está luchando para que le entreguen a sus sobrinos mientras se resuelve el caso.

Mendoza está en contacto con su hermana detenida en Washington y ha podido conversar con sus sobrinos, pero madre e hijos llevan sin hablar desde la separación. La tía Nery es el único puente de comunicación entre ellos.

“Hay noches que yo no duermo pensando en mi familia, pensando en los niños, pensar en sus caritas, cómo estarán llorando. Pensar en su mamá que está encerrada, pensar todo eso es un proceso de dolor”, afirmó Nery.

Pero el proceso es un infierno de formularios, burocracia, denegaciones y hasta un traslado de la madre. Su abogado de la fundación RAICES todavía no ha podido hablar con ella para explicarle sus derechos.

Típicamente la familia habría salido bajo fianza en un par de semanas, ahora creo que ha sido casi un mes y todavía está separada la familia”, señaló el abogado Félix Villalobos. El mayor problema es que si los niños llegan a los 60 días en Nueva York, los van a poner a la orden de una corte de inmigración aquí, lejos de su madre.

Entre tanto, la tía intenta calmar al más pequeño de los hermanos al otro lado del teléfono. “Pronto vas a salir de ahí mi amor, Diosito va a hacer un milagro para que salgas de ese lugar, no llores mi amor”, consuela Mendoza desde Dallas a su sobrino atrapado en un centro en Nueva York.