Ayudarán a taxistas con su salud mental

El suicidio de varios conductores de taxis mantiene en alerta a las autoridades de la Gran Manzana

El suicidio de seis taxistas en la Gran Manzana en los últimos seis meses ha puesto en alerta a las autoridades de Salud de la ciudad de Nueva York, que están buscando las maneras de abordar los problemas de salud mental que puedan tener estos trabajadores del volante.

“Estamos profundamente preocupados debido a los recientes suicidios entre conductores de taxis y estamos en conversaciones activas con la Alianza y la Comisión para proveerles a los conductores el apoyo que necesitan” dijo a este diario en un comunicado el Subcomisionado Ejecutivo de la Comisión de Higiene Mental del Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York (DOHMH), el doctor Gary Belkin.

El último de estos casos ocurrió cuando el cuerpo del taxista Kenny Chow, de 56 años, fue encontrado flotando en la superficie del East River, en las cercanías del puente de Brooklyn.
Según conocidos de Chow, el hombre se encontraba “bajo mucho estrés” por problemas financieros y por agotamiento físico debido lo mucho que estaba trabajando.

Según los expertos en el tema, los conductores y propietarios de taxis amarillos se encuentran bajo un enorme nivel de estrés porque su industria ha sido afectada y está enfrentando gran competencia debido al aumento de Uber y otros servicios basados ​​en aplicaciones móviles que han hecho que el valor de un taxi de medallón se desplome, y los taxistas de toda la ciudad están luchando para enfrentarse a esa nueva realidad.

El caso de Chow refleja el de muchos otros conductores que se están quejando porque han visto cómo sus vidas y finanzas han sido afectadas por la competencia externa. El hombre de origen asiático luchó para pagar un préstamo de $700,000 en su medallón de taxi, según informes de prensa.

Después de una serie de suicidios, uno de los más sonados, fue el del conductor Douglas Schifter, de 60 años, porque se disparó con una escopeta en las afueras de la Alcaldía. La Administración del alcalde Bill de Blasio dijo que ha comenzado a trabajar más de cerca con los conductores para formar un nuevo plan; uno adaptado a sus necesidades.
La ciudad de Nueva York cuenta con una línea directa de salud mental conocida como ‘NYC WELL’, que fue una iniciativa de la primera dama Chirlane McCray, que forma parte de un plan global conocido como ‘ThriveNYC’, que busca ayudar a los neoyorquinos que sufren de desórdenes psicológicos y que a su vez busca eliminar el gran estigma que existe sobre las enfermedades de salud mental.

Se estima que cerca de 500,000 neoyorquinos sufren de depresión o ansiedad.
Aunque cualquier neoyorquino puede llamar a NYCWELL, muchos han sugerido que sería una buena idea crear una línea de ayuda exclusivamente dedicada a ayudar a los taxistas, a la que los conductores puedan llamar directamente, a cualquier hora del día –anónimamente– y que puedan encontrar personas entrenadas y capacitadas que comprendan los desafíos únicos de conducir un taxi en una ciudad tan compleja, congestionada y superpoblada como Nueva York.

Se informó que el doctor Gary Belki, se reunió recientemente con Bhairavi Desai, directora ejecutiva de la Alianza de Trabajadores de Taxis de Nueva York, para ayudar a crear una nueva respuesta pública al problema.

Además de la creación de una línea directa de ayuda en salud mental multilingüe las 24 horas, exclusiva para los taxistas, la Alianza dirigida por Desai está presionando para obtener camionetas de salud móviles y una feria de servicios de salud y financieros en los aeropuertos. Quieren que se cree, con la ayuda del DOHMH, un programa de capacitación en salud mental entre los mismos taxistas, que incluya entrenar a los conductores para que ellos mismos ayuden a sus compañeros de trabajo.

En la Gran Manzana uno de cada cinco neoyorquinos sufre de algún trastorno de salud mental como depresión, ansiedad y abuso de sustancias. Los problemas psicológicos han llevado a un número preocupante de neoyorquinos a contemplar el suicidio o suicidarse.

Hay ayuda disponible

El programa NYCWell, que es una expansión significativa de la línea de ayuda LIFENET, forma parte del programa ThriveNYC, y está disponible en 200 idiomas, incluyendo español, y se puede acceder a través de cualquier dispositivo electrónico.

Con tan sólo un click en la Internet, una llamada telefónica o mensajes de texto, la persona que necesita asistencia para ella misma o para un ser querido, puede conectarse de inmediato con un consejero que le puede ayudar a enfrentar una crisis y lo conectará con los servicios médicos y tratamientos con especialistas entrenados en manejar los trastornos mentales.

Además de ofrecer consejería, referidos a servicios y cuidados médicos de salud mental y prevención del suicidio, NYCWell también consta de equipos móviles de atención de crisis y consejería a corto plazo para aquellos que no logran conseguir una cita con un especialista de inmediato. Luego de conseguir una cita se ayuda a hacerle seguimiento a las mismas.

El servicio es totalmente gratuito y confidencial. Se atienden a todas las personas sin importar si no tienen seguro médico y no se le pregunta sobre su estatus migratorio.
Llame al 1.888.NYCWELL (1.888.692.9355).
Envíe el mensaje de texto “WELL” a 65173.
Conéctese a un chat ingresando al nyc.gov/nycwell.