Se duplica número de infectados por Legionario en Washington Heights

El Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York confirmó que subió a 16 el número de personas que se infectaron por el brote de bacteria de la Legionella en ese popular vecindario del Alto Manhattan

El Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York (DOHMH) confirmó este lunes que subió a 16 el número de personas que han sido afectadas por un brote de la enfermedad del Legionario en la parte baja de Washington Heights.

El pasado miércoles en la tarde, las autoridades de Salud neoyorquinas habían informado que estaban investigando un brotre de la enfermedad respiratoria que hasta ese momento había infectado a ocho personas, de las cuales siete tuvieron que ser hospitalizadas. Sin embargo, ese númuero de duplicó durante este fin de semana.

Aunque hasta ahora no se ha dado información del lugar exacto donde ocurrió el brote –para “proteger la privacidad de los pacientes”–, el DOHMH informó que se han visto afectados varios edificios del sector. Se dijo que los pacientes tienen edades promedios entre los 40 y los 80 años y que todos se encuentran fuera de peligro. No se ha registrado ningún fallecimiento.

El Legionario es una enfermedad respiratoria –como una especie de neumonía–, que es causada por la bacteria de la Legionella que crece en agua tibia, por lo general en torres de enfriamiento y la misma se transmite a los humanos al respirar el vapor con microscópicas gotas de agua que contienen la bacteria.

Las autoridades de Salud les recordaron a los neoyorquinos que la enfermedad de Legionario no se puede transmitir de persona a persona y que la misma se puede curar fácilmente con antibióticoscuando se diagnostica a tiempo. Sin embargo, le hicieron un llamado urgente a todos aquellos que presenten síntomas parecidos a los de la gripe (flu) para que vean a un médico cuanto antes, especialmente aquellos que se encuentran entre los grupos de mayor riesgo.

Entre los síntomas destacan tos, fiebre o dificultad para respirar; dolores musculares y escalofríos. También puede causar dolor de cabeza, fatiga, pérdida de apetito, confusión y diarrea. Los mismos suelen aparecer de dos a 10 días después de la exposición a la bacteria.

“Si bien la mayoría de las personas expuestas a Legionella no se enferman, las personas de 50 años o más, especialmente las que fuman y tienen enfermedades pulmonares crónicas, corren un mayor riesgo. Esta enfermedad es muy tratable con antibióticos. Animo a todas las personas con síntomas de la enfermedad de Legionario a buscar atención temprana”, dijo en un comunicado la doctora Mary T. Bassettcomisionada de Salud de la ciudad de Nueva York.

Para calmar a los vecinos y mantenerlos informados se realizó una reunión comunitaria, y personal del DOHMH se hizo presente en el área para repartir hojas informativas con las preguntas y respuestas más comunes sobre la enfermedad.

Como parte de sus protocolos, el DOHMH sigue analizando y probando el agua de todos los sistemas de torres de enfriamiento en esa sección de Washington Heights para asegurarse que la bacteria no contagie otros lugares.

Anualmente, un promedio de 200 a 400 casos de la enfermedad de Legionario son diagnosticados en la ciudad. En abril de este año una persona murió y varias se enfermaron por un brote en el complejo residencial de Co-op City en el condado de El Bronx. Sin embargo, el brote más grande en la historia de la Gran Manzana se registró en el verano del 2015 cuando 12 personas murieron y por lo menos 438 fueron contagiadas en la zona sur de El Bronx.