Cuomo: Trump debe disculparse ante los puertorriqueños por todo lo que sufrieron

En nueva visita a la isla, el gobernador dijo que espera que quienes se fueron por la devastación puedan volver
Cuomo: Trump debe disculparse ante los puertorriqueños por todo lo que sufrieron
El huracán agravó la crisis económica boricua

Como bochornosa, incompleta, deficiente y tardía, calificó el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, la ayuda dispensada por Estados Unidos a Puerto Rico tras el paso del huracán María, al arribar a la isla ayer.

En una rueda de prensa dio detalles de una serie proyectos de reconstrucción que su gobierno, organizaciones sin fines de lucro y quinientos estudiantes de un par de universidades de Nueva York llevarán a cabo  alrededor de la isla.

Cuomo, quien busca una nueva reelección en noviembre, criticó nuevamente al gobierno de Donald Trump y a las autoridades federales, entre ellas, a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) por no haber participado en la reconstrucción de la isla.

“Fui secretario del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos y sé lo que el gobierno federal puede hacer (…) No estaban bien preparados, estaban lentos en su respuesta”, detalló.

Dijo que el presidente de EEUU debe disculparse ante los puertorriqueños por todo lo que sufrieron.

Refutó además la falta de aporte económico de parte del gobierno federal, pues de los $94 mil millones de dólares de ayuda que Puerto Rico espera, sólo ha recibido $9 mil millones.

“Esperemos que los puertorriqueños en Estados Unidos se quejen por todo el mal trato. A los puertorriqueños, siendo ciudadanos estadounidenses, los trataron como ciudadanos de segunda clase. Es por estas cosas que al gobierno le gusta dividir a la gente”, indicó.

Tras el huracán de septiembre pasado, la administración de Cuomo ha enviado a más de mil funcionarios para la reconstrucción de la isla, entre ellos policías, trabajadores del sector de la salud y de diversas compañías de electricidad para restaurar el servicio que quedó totalmente destruido por los vientos.

Asimismo el gobierno regional envió miles de libras de bienes, artículos de primera necesidad y dinero, mayormente otorgado por fundaciones, empresas y la propia comunidad de Nueva York, estado donde tradicionalmente reside la mayor cantidad de puertorriqueños fuera de la isla.

“Nuestro plan no es sólo reconstruir, sino reconstruir mejor que antes. Y mi esperanza es que cualquiera que se haya ido de la isla, regrese y se sienta con mayor entusiasmo”, sostuvo.