Reabren oficialmente bodega en El Bronx donde asesinaron a Lesandro “Junior” Guzmán-Feliz

El espacio aún no tiene nombre
Reabren oficialmente bodega en El Bronx donde asesinaron a Lesandro “Junior” Guzmán-Feliz
Hubo protestas en medio de la reapertura de la bodega.
Foto: (Captura / Univision)

NUEVA YORK – Aunque aún no se la ha puesto un nombre y en medio de protestas, la bodega en El Bronx en la que fue asesinado Lesandro “Junior” Guzmán-Feliz fue reabierta este jueves.

El espacio ubicado en la calle 183 y la avenida Bathgate del vecindario Belmont, en el que antes se encontraba “Cruz & Chiky Grocery Store”, estuvo cerrado por más de un mes tras el ataque a machetazos del menor el pasado 20 de junio.

Por, aproximademente, una semana los antiguos dueños realizaron labores de limpieza y remoción para pasarla al nuevo propietario, Wagner Báez.

Este proceso no estuvo exento de críticas y cuestionamientos, de quienes consideraban que el espacio debía permanecer cerrado, y que, en su lugar, debería construirse una iglesia o un centro comunitario en memoria de “Junior”, asesinado por presuntos miembros de la pandilla “Los Trinitarios”.

Incluso, la limpieza se realizó en medio de denuncias de personas que criticaron la ayuda por parte de vecinos.

Modesto Cruz y sus empleados fueron señalados por, supuestamente, no hacer todo lo que estaba a su alcance para salvar la vida del adolescente, quien en al menos dos ocasiones ingresó al lugar para pedir ayuda al verse acorralado por sus atacantes.

En algunos videos desde el interior del negocio se ve cuando el joven clama por ayuda sin recibir respuesta inmediato.

Cruz alegó que, al momento, sintió panico. Pero que, finalmente, permitió que se escondiera tras el mostrador.

Báez sostuvo que él no tiene culpa de lo ocurrido y que la comunidad debe darle espacio para levantar el comercio.

“Que no tengan represalias conmigo, porque yo no tuve que ver nada con eso. Yo tengo la oportunidad de demostrar que puedo hacer un buen trabajo”, dijo el hombre a Univision.

Sin embargo, los padres de “Junior”, Lisandro Guzmán y Leandra Feliz, mantienen su oposición a la reapertura.

La familia también rechazó que el espacio fuera nombrado con el nombre del menor.