3 faltas que pueden llevar a cualquier inmigrante a la deportación

Tanto inmigrantes legales como indocumentados corren el riesgo de ser deportados
3 faltas que pueden llevar a cualquier inmigrante a la deportación
Aumenta el escrutinio por parte de las autoridades migratorias
Foto: ICE

Si algo está claro es que la política de cero tolerancia de Donald Trump se extiende a todo tipo de inmigrantes, legales e indocumentados.

En este orden de ideas la administración Trump recientemente amplió la lista de categorías por las cuales los inmigrantes pueden ser enviados ante los jueces de inmigración para comenzar los procedimientos de deportación en su contra.

De estea forma USCIS está reforzando los controles para inmigrantes, afectando no solo a los inmigrantes indocumentados, sino a los inmigrantes legales.

El cambio está vinculado a los avisos para comparecer (NTA), un documento emitido a personas que no son ciudadanas y el cual les da instrucciones para que se presenten ante un tribunal de inmigración. Estas órdenes normalmente marcan el inicio de  procedimientos de deportación.

Esta nueva polítca permitirá a los agentes de USCIS remitir casos más fácilmente a lCE y emitir órdendes de citación NTA.

USCIS emitirá avisos de comparecencias (NTA) cuando existan:

– Casos en los que se compruebe fraude migratorio o falsedad en documentos de inmigración.

– Casos en los que los inmigrantes hayan abusado de algunos de los beneficios públicos disponibles para ellos.

-Casos en los que los inmigrantes han sido acusados ​​o condenados por un delito penal, incluso si la conducta delictiva no fue la base del rechazo de una solicitud migratoria.

“Durante demasiado tiempo, los oficiales de USCIS que descubrieron casos de actividades fraudulentas o delictivas han tenido una capacidad limitada para ayudar a garantizar que las leyes de inmigración de EEUU se ejecuten fielmente”, dijo el director de la agencia L. Francis Cissna en un comunicado el mes pasado.

La iniciativa la cual ya está en plena implementación hace parte de la campaña de la administración Trump para reducir la inmigración legal e ilegal sin tener que obtener la aprobación del Congreso.