Pablo Villavicencio y su familia se reúnen con la primera dama de NYC

Chirlane McCray habla con el inmigrante sobre su experiencia desde que fuera detenido por ‘La Migra’ y reitera el apoyo de la Ciudad
Pablo Villavicencio y su familia se reúnen con la primera dama de NYC
Pablo Villavicencio y su esposa con la Primera Dama de la ciudad de Nueva York.
Foto: Oficina del Alcalde de Nueva York

Pablo Villavicencio, el repartidor de pizza ecuatoriano detenido por ‘La Migra’ cuando hacía una entrega en una base militar en Booklyn, se reunió ayer junto a su familia con la primera dama de la ciudad de Nueva York Chirlane McCray.

La esposa del alcalde Bill de Blasio recibió a Villavicencio en la Mansión Gracie, la residencia oficial del Alcalde de la ciudad, junto a su esposa, Sandra Chica, sus dos hijas, Luciana y Antonia, y su suegra.

En el encuentro de media hora, McCray habló con Villavicencio y su familia sobre su experiencia desde que fuera detenido por  Agencia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en junio al entregar un pizza en la base Bay Ridge.

Durante el encuentro charlaron sobre las dificultades que afrontaron al estar separados por 54 días. Además, la primera dama neoyorquina defendió el apoyo de la Administración De Blasio a Villavicencio y sus representantes legales.

Sentir el apoyo de la Ciudad me dio la fuerza para continuar“, dijo Chica, esposa de Villavicencio.

La Primera Dama de NYC junto a Pablo Villavicencio, su esposa y su suegra.
La Primera Dama de NYC junto a Pablo Villavicencio, su esposa y su suegra.

McCray, quien lidera los esfuerzos de la Ciudad sobre todo lo relacionados a los servicios de salud mental mediante la inciativa ThriveNYC, enfatizó lo duro que debió ser ocuparse de la salud mental de la familia mientras lidiaban con el trauma de la separación.

El pasado martes 21 de agosto, Villavicencio tuvo su primera buena noticia al salir airoso en un primera cita con Inmigración.

El repartidor ecuatoriano acudió a la entrevista con el agente del Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) de Long Island. Allí recibió la aprobación a su pedido de ajuste de estatus migratorio por estar casado con una ciudadana estadounidense, el primer paso en el proceso para regularizar su presencia en este país.

Ahora los abogados de Villavicencio deben lugar por conseguir que una corte de Inmigración anule la orden de deportación que pesa sobre él.