¿Cuál son las rutas de Metro preferidas por los pervertidos neoyorquinos?

Times Sq, el Upper West Side y las líneas F, 1 y L acumulan el grueso de las denuncias
¿Cuál son las rutas de Metro preferidas por los pervertidos neoyorquinos?
Este año se han denunciado muchos casos
Foto: NYPD

Ninguna línea del subterráneo está a salvo, pero hay unas rutas y estaciones que parecen ser las preferidas de los masturbadores.

Las razones no están claras. Quizá sea porque atraviesa tres condados -Queens, Manhattan y El Bronx-, pero lo cierto es que la línea F acumula el mayor número de reportes de perversión. 

En 2017, NYPD recibió un total de 376 denuncias de desnudez pública o exposición de una persona. De ellas se registraron 24 quejas en estaciones atendidas únicamente por la ruta F, más que ninguna otra, según muestran los datos de MTA.

Si se suman todas las estaciones recorridas por la línea F, los casos suben a 60 quejas, destacó New York Post.

La estación Fourth Avenue-Ninth Street en Park Slope fue la parada más popular para los masturbadores del F, con 5 quejas en 2017.

La segunda línea en denuncias sexuales es la ruta 1, que atraviesa Manhattan de punta a punta. Las cifras de NYPD atribuyeron 19 quejas en paradas únicas de esa línea, y 42 entre todas las estaciones donde se detiene.

El tren L, próximo a un cierre temporal de año y medio, se ubicó tercero, con 17 quejas. Allí, la mayoría se las quejas se concentraron en Union Square en Manhattan y los vecindarios de Brownsville y Canarsie, en Brooklyn.

Sin sorpresas, el enorme tráfico de Times Square-Port Authority, donde coinciden tantas líneas del Metro, la hace la estación puntual con más denuncias, 16.

Gorgráficamente, los exhibicionistas sexuales prefieren el oeste: en el Upper West Side las estaciones entre las calles 59 y 110 registraron 33 quejas, en comparación con apenas 6 del Upper East Side.

En general, los reportes van en aumento: de 296 en 2016 subieron a 376 en 2017, sin contar los casos no denunciados. Y este año las cifras no han cedido.

Tanto MTA y la NYPD atribuyen las crecientes cifras a las cámaras de teléfonos celulares y los nuevos anuncios de servicio público que alientan a las víctimas a denunciar y sustentar sus quejas.

En respaldo, NYPD tiene agentes vestidos de civil patrullando el sistema de tránsito en toda la ciudad, pues además de la masturbación masculina, en el Metro han aumentado los robos, los ataques de violencia, la indigencia, la presencia ilegal de perros y las peleas físicas.