Nadal suda la gota gorda para derrotar a Khachanov

El español pasa a octavos del US open y jugará ante el georgiano Nikoloz Basilashvili
Nadal suda la gota gorda para derrotar a Khachanov
El español Rafael Nadal durante su partido ante el ruso Karen Kachanov.

NUEVA YORK.- El español Rafael Nadal pasó este viernes a octavos de final del US Open al derrotar en 4 horas y 23 minutos al ruso Karen Khachanov en cuatro sets por 5-7, 7-5, 7(9)-6(7) y 7(7-6(3).

Nadal se enfrentará en la siguiente ronda ante el georgiano Nikoloz Basilashvili, verdugo del argentino Guido Pella al que eliminó en 4 sets.

El español tuvo que emplearse a fondo y tras pasar sustos por el extraordinario despliegue físico y técnico del jugador Khachanov, de 22 años, nacido en Moscú y 26 del ranking ATP, finalmente impuso su condición de número 1 del mundo y campeón defensor del torneo.

“Ha sido muy difícil. He pasado por muchas situaciones difíciles. Khachanov es un gran jugador. Realmente lo veo ganando muchos partidos en su carrera. Tiene un gran futuro. He tenido un partido muy exigente física y mentalmente, pero eso es por lo que practicamos día a día, para jugar grandes partidos con grandes jugadores”, declaró Nadal apenas concluido el partido, aún en el court central del Arthur Ashe.

Nadal estuvo nadando contra corriente ante Khachanov que en el parcial de arranque logró el primer quiebre en el tercer juego con apenas 11 minutos de partido.

El ruso Karen Khachanov de 22 años.

El español tuvo que extremarse para mantener su servicio y contener la arremetida del ruso hasta que a la altura del octavo juego, logra igualar 4-4; pero Khachanov mostró sus dientes para nuevamente desequilibrar el partido y adelantarse 5-4. De allí en adelante Nadal hace de todo, se luce con jugadas extraordinarias, pero allí estuvo el ruso para frenarlo y cerrar el set con un soberbio ace.

La tónica para el segundo set fue la misma. Nadal desde bien al fondo para encarar las poderosas devoluciones de Khacharov. Le costaba mucho al español mantener su servicio por el gran despliegue del ruso.

Se adelanta otra vez Kachanov en el tercer juego, quiebra y se pone 3-1. Nadal que es reconocido por su casta de no dar nunca por perdida una sola bola, insiste hasta que a la altura del octavo juego iguala 4-4, pero a renglón seguido el ruso vuelve a sus andanzas y devuelve el quiebre 5-4, y sirve para cerrar el set.

Lluvia revive a Nadal

Si Nadal habló de que para este partido esperaba que las inclemencias del tiempo mejoraran, se podría decir que la naturaleza le escucha y juega siempre de su lado. Empezó a llover, el partido se suspende en el Ashe y corren los minutos mientras el techo retráctil cubre el estadio. Fueron minutos valiosos que permitieron al jugador mallorquín tomar un segundo aire.

El partido se reanuda y ya aparentemente Khachanov no fue el mismo. Nadal se muestra dispuesto a no dejarse arrebatar el segundo parcial y puja hasta forzar otro empate. Con el 5-5 el jugador mallorquín parecía renacer, va y resuelve con solvencia su turno al servicio y pone las cosas 6-5 y cuando todo hacía presumir que irían al tiebrake, el ruso cae víctima de sus propios errores y sucumbe 7-5. Nadal explota y el público del Ashe delira.

Nadal, que supo que estuvo a poco de perder los dos primeros y que no fue sino su garra y el propio Khacharov con sus errores, que le permitieron seguir con vida, para el tercer parcial mostró la fortaleza mental que le ha llevado a vencer aun ya vencido.

El juego se equilibró y Khachanov que lo puso todo en la primera hora y media de juego ahora parecía haber perdido el brillo. Cada uno mantuvo su servicio encarnizadamente hasta llegar al a la suerte del tiebreak, donde Nadal con el temple de la experiencia de mil batallas en esta instancia, marcó la diferencia poniéndose adelante desde el inicio. Al final 7(9)-6(7).

El cuarto parcial se resolvería por la misma vía que el anterior, tiebreak, que Nadal manejó a la perfección. Al inició el juego se mantiene equilibrado hasta que en el tercer juego quiebra Nadal, pero Khacharov hizo lo mejor que pudo, quizá el mejor partido de su carrera, logra igualar una y otra vez para forzar la muerte súbita en la que como quedó establecido, la suerte fue para Nadal

Con el triunfo de hoy Nadal ha ganado los cinco encuentros que ha disputado ante Khachanov, los dos últimos este año, en los Masters 1000 de Mónaco y Canadá.

Alrededor de la web