¿Para qué sirve la vitamina E?

La vitamina E tiene múltiples beneficios para el desarrollo del ser humano
¿Para qué sirve la vitamina E?

La vitamina E es un componente nutritivo que se disuelve en las grasas o aceites (liposoluble) y funciona como antioxidante en el sistema inmunológico.

Para el organismo humano de los adultos se requiere de al menos 15 mg de vitamina E diarios, esta cantidad está aprobada internacionalmente como medida estándar para el buen funcionamiento del organismo.

Las principales fuentes de esta vitamina son los aceites vegetales, los frutos secos y las hortalizas de hojas verdes.

Vitamina E-2
Foto: Unsplash

Si no posees ninguno de los anteriores, no te preocupes, hay alimentos enriquecidos con vitamina E. Las margarinas y los alimentos para untar son ejemplo de ello, verifica la tabla nutricional y podrás saberlo.

El funcionamiento de esta vitamina ayuda a combatir las bacterias y los virus, además facilita la dilatación de los vasos sanguíneos para que la sangre fluya con mayor facilidad.

Según los Institutos Nacionales de Salud (NIH), por sus siglas en inglés, los estudios más exhaustivos demostraron que “la vitamina E no ayuda a prevenir la enfermedad cardíaca, ni reduce su gravedad”.

Además, la misma institución aseguró que esta vitamina tampoco posee un futuro prometedor en cuanto a la salud cerebral y la ceguera.

Estos padecimientos no se benefician de algún modo de este nutriente, por el contrario, representa un riesgo para la salud mental y la pérdida de visión el poseer exceso de vitamina E en el organismo.

Si padeces algún tipo de cáncer, ingerir vitamina E puede ser contraproducente para la radioterapia y la quimioterapia. Consulta a tu médico antes de su ingesta.

Los NIH también explican que “las dosis elevadas de vitamina E podrían aumentar el riesgo de sangrado y de hemorragia grave en el cerebro (derrame cerebral hemorrágico)”.

Según el Centro de Información de Micronutrientes de la Universidad de Oregón este es un resumen de las cantidades de vitamina E recomendables según la edad y el sexo.

cantidades-vitamina-e.jpg
Centro de Información de Micronutrientes, Universidad de Oregón.

Por su parte, el médico internista Richard Hoffman realizó un estudio sobre el impacto de la vitamina E en el cáncer de próstata.

Su estudio concluyó que los hombres sanos que consumen suplementos de vitamina E aumentan sus probabilidades de padecer cáncer de próstata en un promedio de siete años.

No olvides que la vitamina E ayuda a mantener las grasas de tu cuerpo, mantiene sanas las membranas celulares y favorece la creación de glóbulos rojos para la defensa de tu organismo, ¡consúmela!