Estudiantes regresarán a clases con cámaras de velocidad activadas

El alcalde De Blasio firmó la ley que reactiva desde este miércoles más de 140 dispositivos y líderes urgen a Albany aprobar proyecto permanente
Estudiantes regresarán a clases con cámaras de velocidad activadas
El Alcalde De Blasio durante la firma de la ley de cámaras de velocidad saluda al amigo de un estudiante muerto por un auto a alta velocidad

Este miércoles más de 1.1 millones de niños regresarán a clases en las escuelas públicas de Nueva York y aunque el Senado estatal desactivó las cámaras de velocidad que hay alrededor de varios centros educativos, antes de que los alumnos inicien el año escolar los dispositivos estarán funcionando.

Así lo anunció el acalde Bill de Blasio, tras firmar la ley 1089, que ordena la reactivación de unas 140 cámaras ubicadas cerca de escuelas donde el exceso de velocidad es un riesgo para los transeúntes. La medida se produjo luego de que el gobernador Andrew Cuomo declarara el estado de emergencia para la ciudad de Nueva York, a fin de otorgar a las autoridades municipales el poder temporal para encender los aparatos.

“El reloj ha estado corriendo, y el Senado estatal se ha negado a proporcionar cámaras de velocidad para proteger las vidas de nuestros niños de la escuela. Rechazamos que sus políticas pongan en peligro a nuestros niños, por lo que la Ciudad se está esforzando por proporcionar estas herramientas para salvar vidas justo a tiempo”, comentó De Blasio, quien explicó que la ley no solo permitirá activar las cámaras existentes sino además ampliar el programa a otras 150 escuelas.

“Este solo es el principio. Tenemos más trabajo por delante para hacer, pero con lo que estamos haciendo estamos protegiendo a nuestros niños y lo estamos haciendo ahora mismo”, agregó el Alcalde.

El presidente del Concejo Municipal Corey Johnson, también se sumó al llamado para que el Senado estatal asuma como prioridad la ley de las cámaras.

“La escuela comienza esta semana. El tiempo para hacer juegos políticos ya pasó”, comentó el líder del organismo legislativo de la ciudad, quien en la firma de la ley se notó afectado por los testimonios de algunos familiares de menores que han perdido la vida a causa de conductores manejando a alta velocidad. “Juntos hemos hecho nuestras calles más seguras para 1.1 millones de niños en edad escolar”.

Unieron sus fuerzas

El canciller de Educación, Richard Carranza se mostró aliviado al saber que los niños comenzarán sus clases con las cámaras funcionando.

“Las cámaras de velocidad no son solamente un símbolo de seguridad sino que salvan vidas y nada es más importante que la seguridad de nuestros niños”, dijo el funcionario, quien destacó que el Gobernador, el Alcalde y el Concejo Municipal hayan trabajado unidos y con diligencia para reactivas los dispositivos.

El Alcalde De Blasio durante la firma de la ley de cámaras de velocidad

Con las cámaras en funcionamiento, aquellos vehículos que superen el límite de velocidad en más de 10 millas por hora con una cámara en una zona escolar recibirán una multa de $50.

El jefe de Transporte del NYPD, Thomas M. Chan, calificó como un logro enorme la reactivación de las cámaras. “Las cámaras de velocidad juegan un papel fundamental para mantener seguros a los estudiantes, al personal escolar y a las familias y perderlas hubiera sido devastador”, dijo el funcionario.

El presidente del Comité de Transporte del Concejo Municipal, Ydanis Rodríguez, urgió a Albany que deje de lado las diferencias políticas y apruebe la ley de cámaras de velocidad a favor de los estudiantes.

“No se trata de ser demócrata o republicano. Se trata de la responsabilidad de todos los líderes de la Ciudad y el Estado de Nueva York de proteger y representar a todos los residentes, independientemente de su distrito, su afiliación política o cualquier otro dato demográfico”, dijo el dominicano. “Con la ley de cámaras de velocidad de la Ciudad, podremos responsabilizar a aquellos que pongan en peligro a los estudiantes que viajan hacia y desde sus escuelas. Hoy damos un paso en la dirección correcta para proteger a nuestros estudiantes”.

Datos de la Ciudad revelan que las cámaras de velocidad instaladas en zonas escolares han reducido las lesiones de tránsito a los peatones, automovilistas y ciclistas en un 17 por ciento. Asimismo se estima han logrado disminuir el exceso de velocidad en un 63 por ciento.