¿Es racista la caricatura de Serena Williams publicada por un medio australiano?

Hasta J.K Rowling defendió a la tenista estadounidense...
¿Es racista la caricatura de Serena Williams publicada por un medio australiano?
Serena Williams discutía con el juez de silla Carlos Ramos en la final del US Open. (Foto: EFE/EPA/BRIAN HIRSCHFELD)
Foto: BRIAN HIRSCHFELD / EFE/EPA

El dibujante Mark Knight publicó el lunes pasado en el Herald Sun de Melbourne, Australia, una caricatura que muestra a la tenista estadounidense Serena Williams haciendo un monumental berrinche en un partido del US Open.

Hasta allí, todo bien, pues la crítica social y periodística ha ofrecido elementos que permiten perfilar un comportamiento erróneo en la gran tenista estadounidense durante la pasada final del US Open que perdió contra la japonesa Naomi Osaka. El problema surge en torno a los trazos de la figura de Williams que son algo burdos y sugieren estereotipos de la raza afroamericana, mucho más allá de la crítica implícita de la viñeta que la muestra azotando su raqueta y con un chupón de bebé tirado en el piso (referencia nada correcta por la reciente maternidad de la atleta).

Por si fuera poco, el dibujante plasma a la japonesa casi sin rostro y con el cabello rubio (dijo que porque se lo tiñe), lejos, recibiendo del juez de silla (el portugués Carlos Ramos) la nada correcta petición de que se deje ganar (otro yerro) para que su rival se tranquilice.

Serena Williams dibujada por el viñetista Mark Knight para el Herald Sun de Sydney, Australia.

El autor de la viñeta -que cerró su cuenta de Twitter por las agresiones a él y su familia- defendió su ‘editorial gráfico’ afirmando que “no estaba juzgando a Serena, sino señalando su mal comportamiento en la cancha (…) y que sólo la dibujó como lo que es, una mujer afroamericana, con características propias de su origen”. Argumentos que criticó hasta la escritora J.K. Rowling, autora de la saga de Harry Potter, quien dijo que el dibujante había logrado “reducir a una de las más grandes mujeres deportistas vivas a motivos racistas y sexistas y convertir a la otra gran mujer deportista en la cancha en un objeto sin rostro”.

Mi opinión es que la caricatura echa mano de estereotipos que la hacen políticamente incorrecta y muy inoportuna, paradojicamente por el momento de gran ebullición del tema, pero señalar un discurso racista que subyace al mensaje principal del editorial gráfico es demasiado ¿Cuál es la suya?