Aprueban cambios para reforzar leyes contra acoso sexual laboral en NY

Luego de semanas de revisión y sugerencias, el gobernador Cuomo anunció que ya se podrán aplicar las nuevas normas que deberán ser obedecidas por todos los empleadores en el estado

Aprueban cambios para reforzar leyes contra acoso sexual laboral en NY
El movimiento nacional contra el abuso sexual se ha sentido con fuerza en Nueva York donde se han protagonizado varias protestas.
Foto: Getty Images

El Estado de Nueva York sigue declarándole la guerra al acoso sexual en los lugares de trabajo, justo cuando a nivel nacional decenas de denuncias de abuso siguen saliendo a la luz. Luego de varias semanas de haber recibido cientos de comentarios y sugerencias por parte de diferentes estamentos sobre las leyes de prevención contra el acoso sexual, promovidas dentro de la agenda de igualdad de derechos y oportunidades para las mujeres en el estado, la Gobernación anunció esta semana que se prepara para implementar algunos cambios.

De ahora en adelante, “todos los empleados que trabajan en el estado de Nueva York deben recibir capacitación sobre acoso sexual”. Ese es el nuevo mandato estatal, y según las nuevas normativas, se requiere que los empleadores neoyorquinos establezcan una política de acoso sexual que cumpla con estándares mínimos y de paso estén obligados a suministrar a sus empleados un formulario de quejas. La fecha límite para que todos los empleadores cumplan con esta norma es el 9 de octubre del próximo año.

“Si bien el Gobierno federal ignora repetidamente las voces de mujeres que hablan contra el flagelo de la violencia sexual, en Nueva York estamos tomando medidas”, aseguró el gobernador Andrew Cuomo, al anunciar los cambios. “Estamos haciendo todo lo posible para acabar con el acoso sexual y asegurarnos de que la conducta inapropiada en el lugar de trabajo se aborde de manera rápida y adecuada. Estas políticas de sentido común ayudarán a los empleados y empleadores a conocer sus derechos y responsabilidades, y ayudarán a hacer cumplir el paquete de leyes contra el acoso sexual más sólido de la nación”.

El mandatario resaltó que el Departamento de Trabajo, en consulta con la División de Derechos Humanos, creó una política modelo y un formulario de quejas para adoptar o usarse como guía para que los empleadores creen sus propios materiales, que por ley deben ser entregados a los trabajadores por escrito.

Melissa DeRosa, presidenta del Consejo de Estado de Nueva York sobre las Mujeres y las Niñas, organismo que emitió las recomendaciones que fueron tomadas en cuenta, destacó que en Nueva York se están escuchando las voces contra ese flagelo. “Las leyes de Nueva York sobre el acoso sexual son las más fuertes en la nación para combatirlo y apuntar directamente a la cultura del secreto, el dominio y la desigualdad de poder que permitieron que el acoso sexual prospere”, dijo la activista.

Indocumentados protegidos por ley

Hazel Crampton-Hays, portavoz de la Gobernación, destacó además que las mujeres y hombres indocumentados están protegidos por la Ley de Derechos Humanos de Nueva York que defiende del acoso sexual a todos los trabajadores por igual, sin importar su estatus migratorio.

“También se prohíben las represalias en su contra por presentar una queja interna a su empleador o por presentar una queja ante la División de Derechos Humanos. Si alguien considera que se están tomando represalias en su contra, debe comunicarse con la División y presentar una queja”, dijo la vocera. “La División de Derechos Humanos, junto con todas las demás agencias ejecutivas, tiene prohibido preguntar o divulgar el estado migratorio de un individuo según la Orden Ejecutiva 170 del gobernador Cuomo”.

Laura, una mexicana de 42 años, quien trabaja como cocinera en un restaurante de Manhattan, calificó las nuevas normas como un “guante de verdad” para la defensa de los derechos de las mujeres en el trabajo.

“Es hora de cambiar esta cultura machista donde tenemos que aguantarnos que nos toquen, nos insinúen cosas y hasta nos amenacen a aceptar cosas que no queremos hacer espantándonos por no tener papeles y ser mujeres”, dijo la inmigrante. “Si esto se habla en el trabajo estoy segura que muchos de mis compañeros van a dejar de hacerse los chistositos y hacernos sentir incómodas”.

La comisionada de la División de Derechos Humanos, Helen Diane Foster, explicó también que a través de su oficina se podrán interponer las quejas con un formulario creado para tales fines.

“Ahora los empleadores públicos y privados tienen una orientación concreta sobre cómo abordar las denuncias de acoso sexual. Pero, lo que es más importante, los acosadores sexuales ya no pueden esconderse detrás de los acuerdos obligatorios de arbitraje y no divulgación”, comentó la funcionaria.

La defensora pública de la Gran Manzana Letitia James comentó que durante demasiado tiempo el acoso sexual ha sido una barrera silenciosa y dolorosa que ha frenado a muchas mujeres, por lo que aplaudió la implementación de las nuevas normas estatales, que fueron firmadas por el Gobernador en abril pasado.

“Debido al coraje y la fuerza de tantas mujeres, finalmente estamos viendo los cambios reales y fundamentales que necesitamos en el lugar de trabajo y en nuestras comunidades, y me enorgullece que Nueva York esté liderando el camino”, dijo James. “Cada trabajador merece sentirse seguro y protegido”.

Los materiales finalizados serán traducidos al español, al igual que a otras lenguas como chino, coreano, bengalí, ruso, italiano, polaco y creole haitiano y se espera que en unas semanas ya estén en el sitio web.

Novedades de las leyes contra el acoso sexual laboral:

  • La Ley de Derechos Humanos ahora protege a los contratistas, subcontratistas, proveedores, consultores u otros que prestan servicios en el lugar de trabajo del acoso sexual.
  • A partir de octubre de 2018, los empleadores deben adoptar una política de prevención del acoso sexual y capacitación o usar una política y capacitación similares que cumplan o superen los estándares mínimos de la ley.
  • Antes de octubre 9 de 2019, todos los contratistas estatales deben presentar prueba de que tienen una política contra el acoso sexual y que han capacitado a todos sus empleados.
  • Prohíbe a los empleadores utilizar una disposición de arbitraje obligatorio en un contrato laboral en relación con el acoso sexual.
  • Requiere que los oficiales y empleados del Estado o de cualquier entidad pública reembolsen al Estado cualquier pago público o estatal realizado en el momento de un fallo de intencionalidad, relacionada con acoso sexual.
  • Asegura que los acuerdos de no divulgación solo se puedan usar cuando la condición de confidencialidad sea la preferencia explícita de la víctima.
  • Modifica la Ley de Derechos Humanos para proteger a los contratistas, subcontratistas, vendedores, consultores u otras personas que presten servicios en los lugares de trabajo donde ocurran los hechos de acoso sexual.
  • Establece estándares mínimos para políticas de prevención de acoso sexual y capacitación.
  • Obliga a todos los empleadores que operan en el estado de Nueva York que adopten y utilicen la política y capacitación modelo del Estado, tal como es, o que utilicen los modelos como base para establecer su propia política y capacitación.
  • Todos los empleados que trabajan en el estado de Nueva York deben recibir capacitación sobre acoso sexual.
  • El sitio web sobre acoso sexual del Estado será actualizado con recursos para empleadores, empleados, contratistas estatales y objetivos de acoso sexual
  • Habrá un modelo de formulario de queja de acoso sexual actualizado
  • La Capacitación actualizada del modelo de acoso también fue actualizado

Si usted tiene una queja de acoso sexual en su sitio de trabajo:

Puede interponer la queja ante la División de Derechos Humanos del Estado enviando un e-mail a: complaints@dhr.ny.gov, or un fax al número (718) 741-8322.

Para más detalles sobre los cambios y las leyes para rpevenir el acoso sexual en sitios de trabajo puede visitar la página:
https://www.ny.gov/programs/combating-sexual-harassment-workplace