¿Cada cuánto es necesario alinear las ruedas del auto?

Una alineación de neumáticos no es lo mismo que un balanceo
¿Cada cuánto es necesario alinear las ruedas del auto?
Si tu vehículo se mueve de un lado para el otro, necesita ser alineado
Foto: Unsplash

¿Sabes cuándo debes llevar a cabo una alineación en tus neumáticos?

Una alineación es necesaria cuando al manejar tu auto se mueve de un lado para el otro al soltar el volante, lo cual puede ser peligroso. Ojo, una alineación no es lo mismo que un balanceo, el cual se tiene que llevarse a cabo cuando el volante de tu vehículo vibra al soltarlo.

“La alineación del vehículo ajusta los ángulos de las ruedas, manteniéndolas perpendiculares al suelo y paralelas entre sí. El balanceo de una llanta permite que la rueda gire sin provocar vibraciones en los vehículos a determinadas velocidades”, explica la compañía de autos Michelin en su sitio web.

No existe momento específico para llevar a cabo una alineación en tu auto (a menos que tu vehículo esté desviándose de un lado para el otro), sin embargo, muchos mecánicos recomiendan hacerlo una vez cada dos o tres años, dependiendo del modelo y tipo de auto. También, la alineación de un auto es recomendable después de que un vehículo ha cambiado de llantas viejas a nuevas, y se recomienda con más frecuencia en los vehículos de llantas anchas y los deportivos, como Audi, BMW, Mazda 3, Nissan 370Z, etc.

¿Cómo se realiza una alineación?

El proceso se lleva a cabo por parte de un experto, en un taller mecánico. El auto se eleva en una plataforma y los sensores de una computadora miden los ángulos de los neumáticos. Basado en esas medidas, el mecánico determina si el vehículo requiere una alineación o no. Después de que el vehículo ha sido alineado, el mecánico debe realizar una prueba de manejo e imprimir una hoja con las medidas en las que el vehículo se encontraba anteriormente.

¿ Por qué es importante realizar la alineación?

Según Michelin, en la mayoría de los vehículos, la alineación previene:

  • El desgaste irregular de las llantas, aumentando su vida útil;
  • El aumento de la fricción de la llanta en el suelo, contribuyendo con la economía de combustible del vehículo;
  • El desplazamiento del vehículo, mejorando la facilidad de conducción y la seguridad.