Comisión Atlética de Nevada le da una buena y una mala a Khabib Nurmagomedov

El peleador ruso por fin pudo cobrar una parte de la bolsa tras la pelea contra McGregor
Comisión Atlética de Nevada le da una buena y una mala a Khabib Nurmagomedov
Podrían suspender de por vida al peleaor ruso de la UFC Khabib Nurmagomedov. (Foto: Ethan Miller/Getty Images)
Foto: Ethan Miller / Getty Images

La buena noticia para el peleador ruso de la UFC Khabib Nurmagomedov es que la Comisión Atlética del Estado de Nevada ya le soltó un millón de dólares de la bolsa de dos millones que le tenía retenida tras la trifulca que armó luego de derrotar a Conor McGregor en el UFC 229, el pasado 6 de octubre.

La mala noticia para el ruso es que permanecerá suspendido al menos hasta diciembre por esa riña fuera del octágono y que el resto del dinero seguirá retenido. Le soltaron esa cantidad para que pagara salarios a su equipo.

Pero aún hay más, pues el presidente de la comisión, Anthony Marnell III, dijo que las suspensiones durarán hasta que se complete la investigación, y que podrían consideran multas y castigo, incluida hasta una prohibición de pelear de por vida.

Conor sí cobró su bolsa, pero igual sigue suspendido.

Nurmagomedov y McGregor deberán asistir a una audiencia disciplinaria el 10 de diciembre. Esta semana no acudieron.

“No voy a hacer esa audiencia por teléfono”, dijo Marnell.

La audiencia a la que faltaron incluyó referencias a la disciplina de la comisión en el pasado, incluida una suspensión de un año y una multa de 3 millones de dólares impuesta al boxeador Mike Tyson por morder dos veces las orejas de Evander Holyfield en su combate de junio de 1997.

El panel de cinco miembros votó por unanimidad la prórroga de las suspensiones de 10 días impuestas a partir del 15 de octubre por el director ejecutivo de la comisión Bob Bennett y la liberación de uno de los 2 millones retenidos de Nurmagomedov inmediatamente después de la pelea en la T-Mobile Arena.

Marnell señaló que la comisión podría ordenar la retención tanto de la bolsa posterior a la pelea como de los ingresos de pago por evento, que estimó que llegaron a 6 millones de dólares, pero que no querían impedir que se pagara a los empleados de los peleadores.