Hallan restos humanos en sótano de una casa en Long Island

Piensan que pertenecen a un hombre desaparecido hace 57 años

Michael Carroll encontró ayer huesos humanos en el sótano de su casa en Long Island, y tiene la “premonición” de que puede ser el esqueleto de su padre desaparecido cuando él era bebé, hace 57 años.

Carroll estaba cavando en su casa de Lake Grove con sus dos hijos el día de Halloween cuando se topó con el espeluznante hallazgo, informó la policía del condado Suffolk.

Cree que los huesos pertenecen a su padre, George Carroll, quien desapareció en 1961. “A veces tus premoniciones te dicen cosas”, le dijo a New York Post. “Creo que es mi papá”.

George Carroll y su esposa Dorothy eran dueños de la casa desde 1957 y vivían allí con Michael y sus tres hermanos. Años después de que George desapareciera, su esposa murió a finales de los 90. Michael ahora es dueño de la casa.

Un antropólogo examinará los restos, dijo la policía del condado de Suffolk, para determinar si la corazonada de Michael es correcta.