Pastora dominicana: “Cuando Jesucristo está en el hogar, hay buenos orgasmos y buenas eyaculaciones”

Las detalladas declaraciones de esta religiosa alborotan las redes sociales
Pastora dominicana: “Cuando Jesucristo está en el hogar, hay buenos orgasmos y buenas eyaculaciones”
La pastora lideraba una marcha por el municipio de San Cristóbal.
Foto: (Captura / YouTube)

Una pastora dominicana activó el debate en redes luego de que indicara que “cuando Jesucristo está en el hogar… hay buenos orgasmos”.

La religiosa, cuyo nombre se desconoce, aparece en un video en medio de una caminata para evangelizar por sectores del municipio de San Cristóbal este lunes.

“Nosotros marchamos porque queremos que Jesucristo se posesione en el corazón de la gente porque cuando Jesucristo está en el hogar hay buenas relaciones conyugales, hay buenos orgasmos, hay buenas eyaculaciones”, indicó la mujer a periodistas.

“Cuando Jesucristo está en el hogar normalmente la mujer no le dice un nombre al esposo, sino que le dice mi negro, le dice mi amor”, sostuvo.

La evangélica, además, argumentó que cuando la presencia divina está en el hogar, “el hombre le dice mami chula a la mujer, la mujer le dice papi al hombre”.

Para la entrevistada, es por la “falta de amor en la familia” que “las parejas se están llevando mal, los hijos están observando esto porque hace falta Jesús en el hogar”.

La pastora, que se le escucha hablar con mucha seguridad, expuso que una de las peores consecuencias de esta falta de creencia es que conduce a la infidelidad.

“Y como Jesucristo falta en el hogar, la mujer le dice al hombre ‘me duele la cabeza’ y el hombre le coje odio y dice ‘me duele la cabeza’, ‘me duele la cabeza’. Entonces, el hombre se va para la calle y se busca otra, pero cuando él se busca otra ya no la quiere a ella y ella entonces está celosa”, manifestó.

“Pero cuando Jesucristo vive en el hogar la Biblia dice que ‘no os negueis el uno al otro’ y estamos marchando para que hayan buenos orgasmos y buenas eyaculaciones”, agregó.

.El evento, organizado por el Ministerio Evangelístico Jesús Rey de Reyes y Señor de Señores de la Asamblea de Iglesias Cristianas, inició en el Monumento de los Constituyentes.