La venganza de la novia que sorprendió a su pareja leyendo textos de otra a horas de la boda

Una historia de ensueño con final de espanto
La venganza de la novia que sorprendió a su pareja leyendo textos de otra a horas de la boda
Imagen ilustrativa de novios en su boda.
Foto: Pixabay

Una mujer decidió el día de su boda no leer los votos matrimoniales. En su lugar, ante amigos y familiares, comenzó a leer los mensajes de texto de su prometido infiel a otra mujer, según el blog australiano Whimm.

Resulta que en la víspera de la boda, mientras se daba unos tragos con unas amigas en un cuarto de hotel, la mujer identificada como Casey recibió un mensaje de texto misterioso que decía: “Yo no me casaría con él ¿Tú lo harás?”.

Luego, la mujer recibió una serie de capturas de pantalla donde se leían conversaciones de Alex, su novio de seis años, con otra mujer. “Los textos databan de meses a días antes de su boda“, detalló Casey.

Había selfies de su novio con la otra mujer, y comentarios que hasta aludían a Casey, no de la mejor manera. “Tu cuerpo es jodi… increíble”, le escribió Alex a la otra. “Y caraj… sabes usarlo. Ojalá mi novia tuviera la mitad de tus habilidades”, indicó.

Casey contó que comenzó a llorar, sus amigas la consolaban y le sugerían violentas formas de vengarse, pero al amanecer, tras no poder dormir en toda la noche, había decidido que lo mejor era delatarlo frente a todo el mundo.

Y decidió hacerlo durante lo que se suponía que fuera la boda de ambos.

“Caminé por el pasillo con pies de plomo, mi vestido de ensueño ahora solo era un disfraz. Cuando vio mi cara, supo que esta no era la de una mujer en su gran día, pero no tenía idea de lo que se avecinaba”, relató Casey.

Una vez que llegó al altar y se ubicó frente a él, dio marcha a su venganza. “Llegué al frente de la sala, respiré profundamente y me enfrenté a nuestros amigos, nuestros padres y les conté la verdad sobre Alex. ‘No habrá boda hoy. Parece que Alex no es quien pensé que era’, dije“.

Puso las flores en el piso, sacó su celular, y comenzó llorosa a leer los mensajes de texto.

Alex “salió de la iglesia con su padrino de bodas detrás de él. Su familia solo estaba mirando, horrorizada por lo que acababa de pasar“, recordó la mujer.

Casey le dijo a los presentes que aunque esto era horrible, se alegraba que estuvieran allí, y dijo que aunque no hubiera recepción nupcial, sí habría fiesta en honor “al verdadero amor”.

Algunos de los presentes aplaudieron y luego se fueron de fiesta.