Tarifas y subida de tasas ralentizarán el crecimiento global

La OCDE dice que lo mejor de la expansión económica ya ha pasado
Tarifas y subida de tasas ralentizarán el crecimiento global
Muchos agricultores van a recibir ayudas estatales por la imposibilidad de vender las cosechas a China./Stan Honda/AFP/Getty Images.
Foto: /AFP/Getty Images.

Si no ha disfrutado la expansión económica con la que se cerró la crisis de la Gran Recesión, llega tarde a la fiesta, según dictaminó esta semana la OCDE.

Esta organización económica en la que participan 39 países que suman el 80% del PIB mundial, ha revisado sus estimaciones económicas para concluir que aunque el crecimiento global se mantiene fuerte, el punto más alto de esta expansión ha pasado y ahora se hace frente “a riesgos crecientes por las tensiones comerciales y condiciones financieras más complicadas”.

“Las previsiones de crecimiento para el año que viene han sido revisadas a la baja para la mayor parte de las grandes economías. El PIB global crecerá a un ritmo del 3.5% en 2019 comparado con el 3.7% que se calculó el pasado mayor y al mismo ritmo en 2020”, dice el comunicado.

Este escenario es algo que los operadores de los mercados están intuyendo. Su menor apetito por el riesgo ha sido la razón de las últimas y sonadas caídas de los mercados en las últimas semanas.

Los economistas de la OCDE explican que el crecimiento comercial y las inversiones han disminuido debido al incremento de tarifas comerciales. Se trata de una situación que creó la Casa Blanca al elevar el precio a la importación de acero y aluminio de sus grandes socios comerciales. Estos, la UE, Canadá, Japón y China, entre otros países, han tomado represalias e impuesto tarifas en productos estadounideneses.

Actualmente queda pendiente la relación total que se tiene con China, un país con el que se mantienen tensas conversaciones desde Washington.

Las tarifas tienen un costo que se refleja en la industria (porque las cadenas de producción se nutren de componentes de todo el mundo) y en la agricultura. Actualmente algunos agricultores americanos están dejando que sus cultivos se pudran porque no pueden vender a China su soja con unas tarifas del 25% que ha impuesto este país como represalia a EE UU, y el costo de almacenamiento es muy elevado.

Además de la irrupción comercial, con la retirada del estímulo monetario o lo que es lo mismo, las subidas de las tasas de interés y al apreciación del dólar estadounidense, ha provocado una salida de capitales de inversión de los países emergentes lo que deja a estos países en una situación delicada.

Turquía, Argentina y Brazil van a experimentar una situación complicada en 2020.

EEUU más despacio

En EE UU a la subida de tasas se une el hecho de que el estímulo fiscal proporcionado por la rebaja de los tributos deja de tener el mismo efecto que en 2018. “El crecimiento se ralentizará en los próximos dos años pues la política macroeconómica da menos soportes”, dice la OCDE.