AMLO quiere gastar mucho más en promover imagen de su gobierno que Enrique Peña Nieto

El anterior presidente mexicano ya había roto récord en gasto de publicidad y comunicación social

AMLO quiere gastar mucho más en promover imagen de su gobierno que Enrique Peña Nieto
El presidente López Obrador entregó su Proyecto de Egresos 2019.
Foto: Agencia Reforma

El presidente Andrés Manuel López Obrador propuso aumentar en un 53 por ciento el gasto en comunicación social y publicidad para 2019, en comparación con lo aprobado por la Cámara de Diputados para 2018.

De acuerdo con el proyecto del Presupuesto de Egresos enviado a San Lázaro, la partida 3600 destinada a ese rubro pasaría de $2,338.6 millones a $3,579.45 millones de pesos, es decir, $1,240.82 millones adicionales (más de $60 millones de dólares).

Según el documento, Gobernación sería la más beneficiada con el aumento, ya que los recursos en ese renglón se incrementarían en $891.7 por ciento, al pasar de $180.11 millones de pesos a $1,786.14 millones.

Durante la campaña presidencial, López Obrador anunció que, como parte de las medidas de austeridad, impulsaría una reducción del 50 por ciento en la publicidad gubernamental.

Organizaciones de la sociedad civil han denunciado los excesos cometidos en las pasadas administraciones, ya que el Gobierno ha rebasado los montos aprobados por la Cámara en materia de publicidad oficial.

Por ejemplo, en 2017, el gasto autorizado fue de $1,447 millones de pesos, sin embargo, al final del año se ejercieron más de $8,000 millones de pesos.

De acuerdo con la organización Artículo 19, el Gobierno de Enrique Peña Nieto erogó más de $40,000 millones de pesos en publicidad oficial.

“Se reducirá en un 50 por ciento el gasto de publicidad del Gobierno”, dijo López Obrador el 13 de julio de 2018.

El anterior comparativo es presupuesto con presupuesto –es decir, el que está a punto de aprobar el Congreso y el que se avaló a Peña Nieto–, pero reportes de la Función Pública indicaron, por ejemplo, que en 2017, el priista ejerció en publicidad y propaganda más de $10,000 millones de pesos, lo cual logró con reorientación de gasto, una vez aprobado los recursos.