California no permitirá autos sin licencias vehiculares (placas) empezando en enero del 2019

Adiós a los permisos de papel: todo concesionario de autos debe emitir una "placa temporal"

California no permitirá autos sin licencias vehiculares (placas) empezando en enero del 2019
El Departamento quiere acabar con los conductores que se aprovechan de su permiso
Foto: Getty Images

A partir del 1 de enero del 2019, todo vehículo nuevo en California requerirá tener colocada una placa vehicular en su área designada, sin importar su estatus con el Departamento de Motores y Vehículos (DMV) o incluso si éste es nuevo y acaba de ser comprado en un concesionario de autos: adiós a los permisos de papel temporales.

“El DMV ya no imprimirá formularios de informes de venta en papel numerados para que los distribuidores los utilicen”, explica el DMV de California en su sitio web.

La nueva regulación es parte de una iniciativa legislativa (Assembly Bill 516) firmada por el gobernador Jerry Brown en el 2016, la cual requiere que todo concesionario de autos (dealers) coloque una “placa temporal” en los vehículos que vendan.

Actualmente, lo concesionarios de autos en California emiten un papel con un número de reporte que señala el tiempo que un conductor tiene para emplacar su auto. El concesionario manda la aplicación de registración al DMV y el Departamento envía 2 placas al conductor para que estas sean instaladas en la parte posterior y trasera del auto. Los conductores tienen permitido instalar las placas del DMV en sus autos hasta 90 días después de haber comprado el vehículo, pero en promedio los conductores reciben las licencias en 14 o 30 días, según reporta CBS.

“Los concesionarios deben imprimir placas de licencia temporales en papel especial que cumpla con las especificaciones del DMV. El documento está disponible directamente para los proveedores de servicios de primera línea y de Fairfax. Las placas de licencia temporal mostrarán la siguiente información: número de placa de licencia temporal, informe del número de venta, número de identificación del vehículo, modelo del año, marca, y una fecha de vencimiento que es 90 días después de la fecha de venta. Las matrículas temporales válidas incluirán características de seguridad”, reporta el DMV de California.

La nueva legislación pretende ayudar a las agencias policiales y agencias de estacionamiento para  identificar vehículos conducidos sin matrículas, los cuales le cuestan al estado $15 millones anualmente. Además de erradicar las prácticas de algunos conductores que incluso regresan sus autos al concesionario en 90 días, tal como supuestamente lo hacía Steve Jobs cuando California permitía tener un vehículo sin placas por 180 días.

Según reporta Cnet, Steve Jobs se dio cuenta que california permitía no emplacar un auto en 4 meses, por lo que él “compraba” autos de concesionario y los regresaba justo a tiempo para no tener que registrarlos a su nombre con el DMV, pero el permiso de 180 días fue reducido a 90 en el 2011. Y ahora es reducido a nada.