Novio de infiel expuesta por “Chica Babadun” en México termina agredido a “carterazos”

Vergonzoso desenlace del programa que expone a infieles
Novio de infiel expuesta por “Chica Babadun” en México termina agredido a “carterazos”
Este intercambio con la "Chica Badabun" terminó de forma muy violenta.
Foto: (Captura / YouTube)

La “Chica Babadun” sigue desenmascarando a infieles. Pero, esta vez, la revisión de celulares terminó a “carterazos”.

Las parejas que se someten a las pruebas de este programa saben que quedan a merced de la moderadora Lizbeth Rodríguez. Sin embargo, hay quienes parece que piensan que los mensajes en sus móviles se borran automáticamente y no dejan huella; y así es cómo también -movidos por el dinero – empieza el problema.

En uno de los más recientes episodios del programa grabado en México, se muestra el caso de Perla y Marco.

Para ella, no tienen nada serio; pero él no piensa lo mismo, y admite ante la cámara que lleva seis meses tratando de tener una relación seria con la chica.

Hasta ahí, todo relativamente bien.

Pero el escenario se complica cuando Rodríguez les pide que, a cambio de $500 para cada uno, les dejen ver el contenido en sus teléfonos.

El primero que accedió a que le revisaran el celular fue el chico. La conductora lo confronta con mensajes de mujeres en su Messenger y WhatsApp, que él aseguró son solo amigas. Ninguno de los intercambios estaba subido de tono, aunque algunos eran coquetos.

Pero, cuando le tocó el turno a la chica, ésta aceptó con bastante resistencia.

A medida que avanza el video, descubrimos por qué.

Contrario al caso de Marco, a Perla le hallaron material comprometedor como fotos y audios sexuales.

“Que ricas piernas, ¿a qué hora abren?”, le pregunta uno de sus “amigos” en uno de los mensajes divulgados. “Primero hay que tocar”, continúa ella.

“Tú y yo no somos nada”, insiste Perla en su defensa cuando Marco la increpa.

Pero el lío no acaba ahí. Lejos de lo que uno esperaría, la que la emprende a cachetadas y hasta carterazos es la chica contra el muchacho, y hasta le llama “pende**” y “rogón”, entre otros improperios.

En este video, puedes ver el desenlace del intercambio: