Comisionado de Policía preocupado por niños fumando marihuana en NYC

James O’Neill cree que la legalización del uso de la hierba puede tener un efecto negativo entre los menores
Comisionado de Policía preocupado por niños fumando marihuana en NYC
A la Policía le preocupa que los menores puedan tener acceso fácil a la marihuana.
Foto: Getty

La pregunta sobre la legalización de la marihuana para uso recreacional en Nueva York ya no es si va a ocurrir, sino ¿cuándo? Todo indica que la ley sí pasará en la Legislatura estatal, y que solo es cuestión de meses para que se le permita a los neoyorquinos usar la hierba, y también cultivarla.

Y esta realidad está provocando gran preocupación dentro del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), por la posibilidad de que la droga caiga fácilmente en mano de niños, y también porque se puedan crear condiciones peligrosas al permitir sembradíos en lugares inadecuados para esa tipo de actividades.

“Debemos de asegurarnos que tendremos la capacidad de atender los posibles casos de personas menores de 21 años que usen marihuana, y es por ello que deberían contemplarse sanciones y así mantener a los menores seguros”, dijo el comisionado de Policía James O’Neill durante su participación en un programa en la emisora AM 970.

El máximo jefe del NYPD indicó que también le preocupa que hayan otras consecuencias negativas “si se crea un mercado negro sobre la marihuana”.

Tomando en cuenta que en estados como Colorado el uso de la droga entre menores se mantuvo estable a pesar de la legalización de su consumo entre adultos, O’Neill indicó que están analizando muy de cerca esa experiencia para ver si algo similar ocurriría en la Gran Manzana.

“Mandamos un equipo del NYPD a Colorado, Washington y California, para que analicen lo que está pasando en esos estados”, indicó el Comisionado, agregando que la Uniformada también está aportando comentarios en Albany sobre las preocupaciones que se tienen en relación a la legalización y los efectos en los menores.

Otra inquietud es la posibilidad de que ocurran incendios provocados por personas que traten de cultivar la hierba en improvisados sembradíos en sus hogares, incluso dentro de apartamentos. Así lo indicó O’Neill al recordar el caso de una explosión en una casa en El Bronx donde había un sembradío ilegal, lo que causó la muerte de un bombero que atendía la emergencia. “Esto puede crear condiciones muy peligrosas para las personas”.

Entra las propuestas que se manejan en Nueva York, en medio de las discusiones sobre la legalización de la marihuana, hay una que para permitir que las personas puedan sembrar su propia hierba en sus hogares.