Denuncian que gobernación gasta casi $6 millones de dólares en donar jeringas para drogadictos

Al prevenir el VIH, las autoridades podrían estar estimulado el consumo ilegal de drogas con dinero de impuestos
Denuncian que gobernación gasta casi $6 millones de dólares en donar jeringas para drogadictos
Las inyectadoras han inundado parques y calles de la ciudad
Foto: EL DIARIO

No es casual la actual proliferación de jeringas en los parques y estaciones del Metro alrededor de la ciudad. Según una investigación de New York Post, el Departamento de Salud de la gobernación ha gastado millones de dólares al año para proporcionar las agujas a los drogadictos de la ciudad, quienes se niegan a tirarlas en los contenedores de eliminación especial del alcalde Bill de Blasio y en su lugar las lanzan al suelo.

Residentes dicen que la acción, originalmente concebida para evitar enfermedades por inyectadoras compartidas, está convirtiendo sus vecindarios en zonas peligrosas.

Las estadísticas oficiales del Departamento de Parques muestran que entre el 1 de mayo y el 24 de octubre del año pasado los trabajadores recogieron casi 60 mil inyectadoras del suelo sólo en 14 parques de El Bronx, creando tanto un problema de salud como policial.

Otra área especialmente afectada es Washington Heights. “Se puede caminar junto a ellos con agujas en sus brazos, a la mitad del día”, comentó la residente Melissa Collado sobre la estación de la línea 1 en la calle 181.

“Es 24/7. No es bueno para el barrio. Veo agujas por toda la calle, en la estación de Metro”, afirmó.

Sólo al Proyecto CORNER de Washington Heights, una organización sin fines de lucro, el Departamento de Salud otorga $598 mil dólares al año para regalar jeringas en una “clínica médica móvil” que se estaciona directamente frente a esa estación del Metro todos los días de la semana.

Concejales dicen que la camioneta debe ser reubicada a otro lugar, pues hay cinco escuelas allí cerca.

El grupo es una de las 14 organizaciones sin fines de lucro a las que se les paga un total de $5.9 millones de dólares en fondos de los contribuyentes para distribuir jeringas suministradas por el estado en un intento por contener la propagación del VIH al compartir agujas.

Ayer martes, un adicto salió de la camioneta con 15 jeringas, aunque la ley estatal limita estos regalos a “10 o menos agujas o jeringas hipodérmicas”, denunció New York Post.

El Proyecto CORNER también enviótrabajadores a St. Mary’s Park en el sur de El Bronx, plagado de drogas, para distribuir paquetes con todo lo que los adictos necesitan, incluidas tres jeringas, ampollas de plástico de agua estéril, una taza de metal para mezclar heroína y vendas. Sus trabajadores también recogen agujas abandonadas en el suelo.