5 cosas que no debes decir a la hora de comprar un auto nuevo

Nunca reflejes tu emoción o entusiasmo por un auto: actúa natural para que el vendedor ofrezca rebajas durante la negociación
5 cosas que no debes decir a la hora de comprar un auto nuevo
Foto: shutterstock

Comprar un auto nuevo no debe ser una decisión que se tome a la ligera, al contrario, debe ser parte de un proceso de rigurosa investigación que debe culminar con el mejor trato posible. Después de todo, un auto nuevo es un gasto que pagarás por muchos años y no podrás deshacerte de él tan fácilmente si te arrepientes.

La negociación de un nuevo automóvil comienza desde tu casa, donde haces tu investigación, y continúa hasta después de estrechar manos con el vendedor de autos en el concesionario, el cual no siempre está de tu lado.

Previamente te hemos informado acerca de los costos que ocultan los vendedores de concesionarios a los compradores Latinos, y las preguntas que debes hacer durante el test-drive de un vehículo. Pero hoy te compartimos las 5 cosas que no debes de decir a la hora de comprar un auto nuevo, según un reporte de Tampa Bay Times, pues pudieras perder ofertas y descuentos que los vendedores hacen cuando un comprador potencial se muestra indeciso.

1 – “Amo este auto”

Ahora el vendedor sabe que quieres el auto y todo lo que tiene que hacer es encontrar la forma de vendértelo lo más caro posible. Según informa Tampa Bay Times, lo mejor es no mostrar signos de interés, actuar normal e incluso indeciso para que el vendedor proponga rebajas y descuentos.

2 – Tu presupuesto exacto

No solo ahora el vendedor sabe el tipo de auto que te puede vender, pero probablemente no te enseñe o te quiera vender autos más baratos, sabiendo que tu presupuesto puede comprar un vehículo más caro.

3 – Comentar acerca de tu previo contrato

Cuando le dejas saber a un vendedor acerca de tu contrato previo, o peor aún, cuándo éste se acaba, dejas una ventana abierta para que el vendedor aproveche la oportunidad de venderte un trato rápido y sin pensar en las ofertas que pudieran salir en los próximos días. También, el fin de un contrato de financiamiento revela que tienes un buen crédito o que eres un cliente leal que culmina sus compromisos, por lo que no necesitarás un contrato más caro o más largo.

4 – Indicar cuánto estas dispuesto a pagar o cambiar

Antes de ir al concesionario, asegúrate de averiguar cuál es el valor actual de tu vehículo, pues si lo piensas cambiar o vender no es buena idea no saber en cuánto está estimado. Las páginas que determinan el valor de un vehículo, como Kelley Blue Book (KBB), son gratuitas y ayudan durante este proceso.

5 – “Solo necesito …”

Procura expandir tus posibilidades y no cerrarlas. Tal vez tu meta sea comprar un SUV con amplio espacio, pero las rebajas en autos compactos suelen bajar todo el año. Explora las posibilidades del concesionario y procura mirar varios modelos antes de decir “no lo necesito”.