Director de Presupuesto presiona por tarifa a los automovilistas de Manhattan para financiar Subway

Robert Mujica pide a legisladores estatales priorizar vías para allegar fondos a la MTA
Director de Presupuesto presiona por tarifa a los automovilistas de Manhattan para financiar Subway
El Subway de NY enfrenta serios problemas en su infraestructura.
Foto: Mario Tama/Getty Images

Los problemas en el Subway de Nueva York se acumulan y las opciones para financiar sus mejoras son escasas, salvo la propuesta de aprobar la “tarifa de congestionamiento”, que permitiría allegar recursos hasta por $1,700 millones de dólares anuales, según estimaciones de Riders Alliance.

Robert Mujica, director de Presupuesto del Gobierno de Andrew Cuomo, apoya la medida como la más viable para obtener los recursos que permitan el mejoramiento del MTA, aunada a una necesidad de cambiar la estructura de la Administración de Transporte para hacerla más ejecutiva.

El funcionario destacó el último informe del “Grupo de Trabajo de Asesoramiento de Sustentabilidad del Transporte Metropolitano”, presidido por Kathy Wylde, el cual –en palabras del propio Mujica– “dice lo mismo que ha dicho las tres décadas anteriores”, es decir, el problema es obvio y lo que falta es tomar una decisión.

“El MTA necesita un flujo de ingresos continuo. El informe es correcto en cuanto a la necesidad de un financiamiento confiable, y también es cierto que necesitamos reducir la congestión en el distrito de negocios de Manhattan“, destaca Mujica. “La única opción viable, como concluye el informe, es la tarifa de congestión”.

Agregó que quienes analizan otras opciones sólo están dando vueltas al asunto sin propuestas claras, “jugando a la política”, tal como ocurre en el Gobierno federal.

“Si la tarifa de congestión no se aprueba en esta sesión legislativa, la decadencia del sistema en las últimas décadas continuará”, agregó. “La legislatura debe actuar con responsabilidad y aprobarla”.

Aunado a ellos, el gobernador Cuomo apoyaría solventar la falta financiamiento, junto con la ciudad de Nueva York, divididos en partes iguales.

“La MTA es disfuncional y debe ser reorganizada”, apuntó, ya que se formó en la década de 1960 con cuatro subdivisiones: Metro North, LIRR, NYCTA y TBTA, cada una de las cuales opera en forma independiente que son obstáculo para la planeación de las necesidades metropolitanas.

“Hay una disfunción desenfrenada y poca responsabilidad”, consideró Mujica. “Fundamentalmente, nadie está realmente ‘a cargo’. El ‘Consejo’ designado no es una entidad políticamente responsable. Cada problema parece resultar en un ejercicio de apuntar con el dedo (a alguien más)”.

Mujica considera que la Legislatura debe entregar al Gobernador en turno la función operativa de la Autoridad Metropolitana de Transporte, que actualmente tiene una Junta de 17 miembros, de los cuales el Gobernador selecciona a seis miembros incluido al presidente; el alcalde selecciona cuatro; y los Ejecutivos del Condado seleccionan siete miembros que tienen un total de cuatro votos.

El funcionario también puso en contexto el complicado proceso para asignar el presupuesto para la MTA, ya que la Junta no es responsable de ello y cualquier decisión que tome puede ser vetada por cuatro personas: el Gobernador, el Alcalde, el líder del Senado y el portavoz de la Asamblea.

“Su veto puede basarse en cualquier cosa. No se requiere ninguna razón, puede ser puramente política”, alertó y luego bromeó sobre lo complicado que es “hacer salchichas” en referencia a la asignación de fondos para la MTA.

Mujica destacó que estos problemas se endurecen por una estructura fallida de contratistas, provedores y los propios sindicatos, al haber poca competencia e innovación, bajo el argumento que siempre “se ha hecho de esa manera” y el sistema funciona.

El primer paso de la ‘tarifa de congestión’ –que reduciría el tráfico a partir de la Calle 59 hacia el Bajo Manhattan— debió entrar el 3 de enero con un impuesto a taxistas que ayudaría a recaudar $400 millones de dólares anuales, pero los transportistas lograron detener la medida en tribunales.

El proyecto de Presupuesto se tuvo desde mediados de diciembre pasado y en él se contemplan, entre otras medidas, aumentos a tarifas y peajes de $2.75 a 3 dólares y los boletos de Long Island Rail Road costarían hasta $15 más al mes.

El problema de señales

Este lunes, Riders Alliance dará a conocer este lunes el reporte sobre los problemas de señales en las líneas del Subway, considerado uno de las principales causas de retrasos.

El año pasado, durante las horas de mayor tránsito, el 92% de los viajes enfrentó problemas de señales, lo que retrasó sustancialmente la salida y arribo de trenes.

La organización agregó que 230 de 251 días hábiles en 2018 enfrentaron el mismo problema durante viajes matutinos, por lo que apoyan el plan de ‘tarifa de congestión’ como parte del plan integral para financiar la MTA.

“Para operar con nuevas señales, trenes, y ascensores de estación en el presupuesto del Estado este año”, indicó la alianza.