Demolerán hotel de Grand Central Nueva York, el primero del que Trump fue socio

Originalmente se llamaba The Commodore Hotel, abierto hace exactamente cien años, en enero de 1919
Demolerán hotel de Grand Central Nueva York, el primero del que Trump fue socio
La calle 42 East ofrecerá una nueva cara
Foto: GOOGLE MAPS

Un nuevo edificio será construido en reemplazo del Grand Hyatt New York, uno de los más grandes de la ciudad, ubicado junto a la estación Grand Central en 42st East y que además fue el primer hotel del que Donald Trump fue socio, informó The Wall Street Journal.

La nueva estructura combinará oficinas, tiendas y una nueva versión de lujo del hotel que solidifique “la preeminencia de ese vecindario como un distrito de negocios”, comentó Alicia Glen, encargada de Vivienda y Desarrollo Económico en la Alcaldía de NYC.

Donald Trump y Hyatt Corporation se asociaron para comprar el hotel en 1976. La sociedad se mantuvo por dos décadas, hasta que Hyatt compró la parte del hoy mandatario en 1996.

El edificio todavía tiene marcas de propiedad de Trump, incluida una fachada de vidrio de espejo y acero inoxidable, destacó Pix11.

El hotel cuenta actualmente con 1,298 habitaciones. Originalmente se llamaba The Commodore Hotel, inaugurado hace exactamente cien años, el 28 de enero de 1919.

El nuevo proyecto totalizará unos 2 millones de pies cuadrados, más que el gigantesco rascacielos One Vanderbilt que ahora se construye al otro lado de Grand Central; y es el último plan que surgió de la rezonificación en el vecindario para fomentar el desarrollo de oficinas.

Un comunicado de prensa destacó que “el equipo de desarrollo espera trabajar estrechamente con la (Autoridad Metropolitana de Transporte) MTA para comenzar un esfuerzo de planificación integral que garantizará que el diseño final maximizará los beneficios para sus clientes de (New York City Transit Authority) NYCT y Metro-North, y en última instancia, para los pasajeros de Long Island Rail Road, una vez que proyecto de acceso del lado este se haya completado”.

La ciudad y el estado revisarán los planes antes de proceder a la demolición.