Enfermeras protestan en reclamo de mejores condiciones laborales

Hacinamiento de pacientes y sobrecarga de trabajo entre las principales quejas
Enfermeras protestan en reclamo de mejores condiciones laborales
Cientos de enfermeras de la NYSNA reclaman mejoras que incluyen la firma de un nuevo contrato de trabajo.

NUEVA YORK. -Miles de enfermeras cumplieron este miércoles una jornada de protesta en al menos 13 hospitales privados a través de la ciudad de Nueva York para denunciar lo que dicen que son deplorables condiciones de trabajo y falta de personal, lo que repercute en que no se dé un servicio adecuado a los pacientes.

La protesta surge seis semanas después de la finalización del contrato de la Asociación de Enfermeras del Estado de Nueva York (NYSNA) con un grupo de hospitales de la ciudad, las dos partes aún tienen que llegar a un acuerdo, principalmente debido a su desacuerdo sobre la proporción entre enfermeras y pacientes.

La disputa del contrato es con el New York City Hospital Alliance, un grupo de negociación que incluye a los hospitales Montefiore, Mount Sinai y New York-Presbyterian.

La NYSNA fue secundada en la protesta por funcionarios electos y líderes comunitarios también a raíz de informes que revelaron las horrendas condiciones en los hospitales por la falta crónica de personal suficiente.

Los informes recopilaron alrededor de 3,800 “Protestas de asignación” (POA) firmadas por más de 20,000 enfermeras de enero a diciembre de 2018. Las POA son quejas oficiales presentadas por enfermeras para reportar problemas graves en los hospitales.

Los reportes describen “las deficiencias en la dotación de personal y un número de casos que es abrumadoramente alto en volumen y agudeza”. El sindicato denunció que estas condiciones “desafían a las enfermeras registradas que trabajan incansablemente para proteger y defender a los pacientes, las familias y las comunidades a las que sirven”.

En un ejemplo, un informe describe una unidad de cuidados intensivos con 44 bebés y solo tres enfermeras registradas en servicio, además de dos enfermeras asistentes. La proporción propuesta de enfermero a paciente en las unidades de cuidados intensivos es de 2 a 1 en la Ley para la Calidad de Personal Seguro, un proyecto de ley respaldado por el NYSNA que no aprobó la Legislatura del estado.

“Como enfermeras, nuestros pacientes están realmente enfermos y no tenemos el tiempo para no solo cuidarlos adecuadamente, sino para hacer cosas como consolar a un paciente que está muriendo o tratar con la familia con un miembro que sufre una terrible enfermedad, o darle un tratamiento paliativo a las personas que lo necesiten, o incluso para que las mediquen de manera adecuada y oportuna y hagan las cosas para las que los pacientes tienen una enfermera”, dijo la presidenta de la NYSNA, Judy Sheridan-González.

Los hospitales actualmente están cumpliendo con los términos de un contrato acordado en 2015, que expiró el 31 de diciembre. Las proporciones de personal y la falta de consenso sobre el tamaño de los aumentos salariales están retrasando un acuerdo, según una fuente cercana a las conversaciones.

La NYSNA representa a más de 42,000 miembros en el estado y es la asociación sindical y más grande de Nueva York para enfermeras registradas.