El Departamento de Comercio entregó un reporte a Trump que pudiera desatar el incremento de tarifas en autos importados

El Departamento inició su investigación en mayo del 2018, bajo las ordenes de Trump, para determinar los efectos que los aranceles tenían sobre la seguridad nacional del país
El Departamento de Comercio entregó un reporte a Trump que pudiera desatar el incremento de tarifas en autos importados
Las marcas más importantes de la industria quieren que el Congreso haga algo al respecto
Foto: Chip Somodevilla / Getty Images

El Departamento de Comercio entregó un reporte al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, que pudiera acelerar el incremento en tarifas a autopartes y autos importados más pronto de lo que se esperaba – creando caos y preocupación en la industria automotriz -, informa Reuters.

Aunque el reporte no se ha hecho público, se sabe que el Departamento está aconsejando al presidente de incrementar las tarifas a importes en estos productos bajo el lema de “seguridad nacional”, una decisión que el presidente lleva ya varios meses amenazando con llevar a cabo.

Trump amenazó con imponer una tarifa del 25% a autos y autopartes importadas de otros países desde el 2018. El mandatario, quien está en pláticas para sanar relaciones comerciales con China, tiene ahora 90 días para tomar una decisión, pero pudiera actuar en el asunto en cualquier momento.

Según explica Foreign Brief, las tarifas (también conocidas como aranceles o importes) pudieran solo afectar a las marcas de autos europeos y dejar a los americanos intactos.

Aparentemente, EEUU quiere que Bruselas reduzca su tarifa del 10% en autos americanos, y la imposición de tarifas del 25% en la unión americana sería su mejor alternativa.

Reuters explica que las marcas de autos están presionando a legisladores y congresistas para parar las acciones de la administración de Trump, por lo que se espera que haya resistencia en el Congreso.

El Departamento inició su investigación en mayo del 2018, bajo las ordenes de Trump, para determinar los efectos que los aranceles tenían en la seguridad nacional del país. Esta investigación se tenía que entregar a más tardar el pasado domingo.

“Estas tarifas, si se aplican, podrían mover el desarrollo y la implementación de nuevas tecnologías automotrices en el exterior, dejando a Estados Unidos atrás. Ninguna compañía en la industria automotriz nacional solicitó esta investigación”, dijo la Asociación de Fabricantes de Motores y Equipos (MEMA), que representa a varias marcas, en un comunicado.

Previamente, Trump impuso aranceles a productos provenientes de China, lo que provocó que el país asiático contestara de la misma manera. Sin embargo, en diciembre del 2018 China anunció que reducirá su impuesto a autos importados de EEUU de un 40 a un 15%.

Ahora solo falta ver si Trump impone mismas tarifas a Europa.