Mientras piden nuevo juicio para”El Chapo” Guzmán, federales en Arizona andan tras su hermano “El Guano”

Aureliano Guzmán se abrió camino en el cartel de Sinaloa con un bajo perfil, pero aseguran que tiene más poder que el que algunos piensan
Mientras piden nuevo juicio para”El Chapo” Guzmán, federales en Arizona andan tras su hermano “El Guano”
"El Chapo" y su hermano, "El Guano", a quien buscan las autoridades.
Foto: (Archivo)

Mientras Joaquín “El Chapo” Guzmán espera por su sentencia tras resultar culpable de narcotráfico en Nueva York  al tiempo que sus abogados apelan el proceso, a su hermano Aureliano Guzmán, conocido como “El Guano”, los federales en Tucson, Arizona, le siguen el rastro.

Medios en esa ciudad reportaron esta semana que fiscales en el sur del estado intensifican sus indagaciones sobre las supuestas operaciones de tráfico de drogas no solo en AZ, sino en Texas y en el norte de México bajo el mando de “El Guano”.

La reseña de medios como Arizona Daily Star indica que las autoridades en el tribunal de distrito de dicha ciudad aprobaron solicitudes para recopilar información sobre las llamadas y mensajes en dispositivos BlackBerry de Aureliano Guzmán, así como cuentas de WhatsApp y de otros teléfonos móviles vinculados a la organización de narcotráfico.

El material que buscan recopilar los fiscales federales a través de la Oficina de Investigaciones del Departamento de Seguridad Nacional (HSI) arrojaría detalles claves sobre el contrabando de drogas desde México a Estados Unidos.

Entre otros datos, los registros exponen un “negocio operacional de alto nivel del cartel de Sinaloa”, otrora dirigido por El Chapo, quien próximamente podría ser enviado a una prisión de máxima seguridad en Florence, Colorado.

De acuerdo con los reportes, los archivos contienen comunicaciones de “alta frecuencia” con un importante banco estadounidense. También, mediante el intercambio por los telefonos Blackberry, supuestamente, se discutieron “reuniones con militares mexicanos y actividades de narcotráfico”. En otra conversación, se habrían coordinado grandes envíos de cocaína desde Colombia.

A El Guano muchos lo identifican ahora como el verdadero líder de la organización criminal en lugar de Ismael “El Mayo” Zambada.

El hermano mayor de El Chapo, cuyo paradero tratan de establecer las autoridades federales, trabajaría mano a mano con los hijos de Guzmán, Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán Salazar, alias “Los Chapitos”.

Con el arresto en el 1994 de su hermano, El Guano empezó a abrirse camino en el cartel con un bajo perfil, lo que lo hacía particularmente invisible a nivel público.

Sin embargo, el narco coordinaba operaciones importantes del cartel en el Triángulo Dorado, de acuerdo con medios mexicanos como Vanguardia.

Al sinaloense se le atribuyen acciones no menos sangrientas que las vinculadas a El Chapo.

Por ejemplo, un ataque en octubre de 2016 contra un convoy del Ejército que dejó cinco uniformados muertos y 11 heridos. En el vehículo se encontraba herido Julio Oscar Ortiz Vega, alias “El Kevin”, quien era jefe de seguridad de sus sobrinos.

Aunque rescataron a “El Kevin”, este  apareció días después asesinado en Culiacán.

Además, “El Guano” habría ordenado el asesinato de su medio hermano Ernesto Guzmán Hidalgo,  en 2015.  Aureliano sospechaba que Guzmán Hidalgo suministró información que ayudó a la segunda captura de “El Chapo” en 2014. El hecho recrudeció la guerra con el cartel de los Beltrán Leyva, ya que Guzmán Hidalgo, era abuelo de Alfredo Beltrán, conocido como “El Mochochito”, hijo del capo del mismo nombre, uno de los tres jefes del citado grupo criminal.