Libran de culpa por violación a policías que admitieron sexo en la patrulla con una detenida esposada

Aún deben enfrentar acusaciones por soborno grave y mala conducta oficial

Se retiraron los cargos por violación sexual contra Eddie Martins y Richard Hall, ex policías de Brooklyn (NY) que admitieron haber tener relaciones íntima con una joven de 18 años mientras estaba bajo arresto y esposada en su patrulla en 2017.

Martins y Hall enfrentaban hasta 25 años de prisión por los cargos originales de violación y secuestro; ahora podrían ser sentenciados a un máximo de entre 28 meses a 7 años en una nueva acusación anunciada en la Corte Suprema de Brooklyn ayer, por soborno grave y mala conducta oficial, informó New York Post.

La joven de 18 años,  quien se ha identificado como “Anna Chambers” en las redes sociales, ha sostenido que los dos policías la violaron por la fuerza durante un arresto por drogas en Coney Island. Pero Martins y Hall han respondido que el sexo fue consensual.

“Es simplemente indignante”, dijo el abogado de la joven, Michael David. “Era un caso claro. Ella fue secuestrada. Había evidencia de ADN”, insistió.

“Usted no puede tener consentimiento, cuando tiene dos policías de guardia. Estos son dos policías de más de seis pies, más de doscientas libras”, dijo. “Ella mide 5 pies 2 pulgadas y pesa 90 libras”, agregó sobre Chambers, quien no asistió a la audiencia de la corte del miércoles.

Los abogados de los ahora ex oficiales de NYPD dijeron que Chambers ha mentido repetidamente bajo juramento sobre los detalles del supuesto ataque. A la joven no se le pidió que declarara ante el gran jurado.

En el ínterin, el año pasado Nicole Manini, una fiscal asistente de Brooklyn, fue acusada de haber mantenido una aventura amorosa con Hall.

Los registros revelaron múltiples llamadas entre Manini y Hall, quien está casado, dijeron las fuentes. Las llamadas comenzaron antes de la supuesta violación del 15 de septiembre de 2017 y continuaron después.